Sectores cristianos apelaron una normativa gubernamental que exige a los grupos religiosos de California que paguen por los abortos que se realicen bajo sus planes de atención médica. Denuncian que esa medida se puso en vigencia ante la presión de la multinacional abortista Planned Parenthood.

La Alianza Defendiendo la Libertad (ADF por la sigla en inglés) impugnó el 4 de abril ante una Corte de Apelaciones de California la normativa del Departamento de Atención Médica Administrada de California que determina que los grupos religiosos deben pagar por los abortos electivos realizados bajo sus planes de salud.

En efecto, bajo el sistema de salud conocido comúnmente como Obamacare (nombrado así porque fue creado por el expresidente demócrata Barack Obama), las organizaciones que no incluyan en sus planes de salud médica pagos por abortos se enfrentan a multas y penalidades.

Los abogados de la ADF, que representan a tres iglesias, descubrieron en correos electrónicos que el Departamento de Atención Médica Administrada de California (DMHC) emitió la norma en 2014 por presión de Planned Parenthood.

Antes de la intervención de la multinacional de abortos, el DMHC se ajustaba a las disposiciones constitucionales permitiendo exenciones para las universidades cristianas, iglesias y otras organizaciones provida y religiosas que moralmente se oponen a pagar por abortos.

Ante este marco, la multinacional Planned Parenthood pidió a las autoridades que “arreglaran” el “problema” de las organizaciones religiosas que recibían exenciones del mandato de aborto.

También amenazó con promover una “solución” legislativa si la agencia administrativa no actuaba en ese sentido, según los correos encontrados.

Entre las exigencias se contemplaban varios aspectos.

La DMHC tenía que negarse a aprobar otras exenciones, rescindir la aprobación de planes de salud que ofrezcan una exención al mandato de aborto electivo y “encontrar una solución para arreglar los planes ya aprobados” que ofrecen exenciones para las organizaciones religiosas.

Pero obligar a los grupos religiosos a actuar en contra de sus creencias provida bajo la amenaza de castigo del gobierno viola la ley federal, además de ser inconstitucional.

“Los funcionarios de California deben seguir la ley y los precedentes legales, no los dictados de grupos que tienen un hacha para moler a las organizaciones religiosas que no comparten sus puntos de vista sobre el aborto”, comentó Jeremiah Galus, el Asesor Legal del ADF.

Por esta razón se solicitó la derogación de la norma impuesta por la entidad de salud de California a instancias del gigante mundial de los abortos.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada BLes.com.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Video Destacados