Redaccion BLes – La oposición de Nicaragua criticó duramente la decisión del Papa Francisco de retirar a un obispo crítico con el régimen de Ortega que se hizo pública ayer.

El obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, anunció su traslado a Roma por tiempo indefinido ‘con tristeza y dolor’, informó La Prensa.

“Yo no pedí irme, fui llamado por el Santo Padre. La decisión de que yo abandone Nicaragua la tomó él”, explicó el prelado en una conferencia de prensa. 

Las iglesias han servido de refugio de los manifestantes que protestan contra el régimen de Daniel Ortega desde que comenzaron las movilizaciones en abril de 2018.

De hecho, Báez, de 60 años, lleva apoyando públicamente las protestas que estallaron hace ya un año contra el régimen de Ortega y que han sido duramente reprimidas por la policía y los paramilitares al servicio del líder socialista. 

Hoy se estima que han fallecido 560 personas por la represión, incluyendo un aborto que sufrió una estudiante tras ser pateada en la barriga por la policía del régimen. 

A pesar de la grave crisis denunciada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y otras organizaciones en Nicaragua, el Papa aún no ha condenado la violencia ejercida por Ortega contra la población.

La historiadora Dora María Téllez describió que el retiro del obispo por parte del Pontífice se trata de una buena noticia para Ortega ya que el líder socialista declaró a Báez como su enemigo.

“Le concede un intenso deseo al régimen de Ortega al sacar del país a Monseñor Báez, a quien había declarado como su enemigo. La pregunta es a cambio de qué”, dijo Téllez según La Prensa. 

El reconocido escritor y expresidente de Nicaragua, Sergio Ramírez, calificó la decisión de exilio forzado y un duro golpe a la lucha por la democracia en Nicaragua”. 

Cabe destacar que el Papa Francisco protagonizó otro controvertido episodio recientemente respecto a otro régimen totalitario comunista que ha despertado fuerte oposición dentro y fuera del seno de la Iglesia.

Firmó un pacto entre el Vaticano y el Partido Comunista Chino en virtud del cual a partir de ahora los obispos chinos los elegirá el Papa entre los candidatos propuestos por el régimen totalitario ateo de Pekín. 

El cardenal emérito de Hong Kong, Joseph Zen –célebre por su activismo a favor de la democracia-, calificó el pacto de “una increíble traición: los corderos son entregados a manos de los lobos”, aseguró según El Confidencial. 

La analista experta en China Mar Llera afirma que “el propósito de Pekín no es sólo controlar, censurar y limitar la actividad de la Iglesia católica en China, sino utilizarla como un brazo del departamento de propaganda para el adoctrinamiento ideológico y la legitimación del régimen”.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

 

Ir a la portada de BLes

Temas: Categorías: América

Video Destacados