MANAGUA (AP) — El gobierno de Nicaragua puso el viernes bajo arresto domiciliario a un grupo de 50 presos que habían cometido delitos contra la seguridad pública, informó el Ministerio de Gobernación.

Entre los beneficiados con el régimen de “convivencia familiar” figuran estudiantes, campesinos y profesionales que fueron arrestados por participar en protestas contra el gobierno de Daniel Ortega desde abril, según la lista divulgada por el ministerio en un comunicado.

El escrito no precisó si todos los excarcelados, que fueron entregados a sus familiares en Managua y otras ciudades del país, son personas consideradas “presos políticos” por la oposición.

La excarcelación se produce dos días después de haber concluido una negociación entre el gobierno y la opositora Alianza Cívica en la que el presidente Ortega se comprometió a otorgar la “libertad definitiva” y la anulación de los juicios a todos los detenidos desde hace casi un año.

Sin embargo, tanto este grupo de 50 presos como otros 162 excarcelados desde el 27 de febrero no han recibido la libertad definitiva sino el arresto domiciliario. A diferencia de otras ocasiones, esta vez la excarcelación se realizó bajo total sigilo.

Según se acordó en el diálogo que concluyó el miércoles, la liberación de los reos se realizaría bajo supervisión del Comité Internacional de la Cruz Roja que concilió las listas de detenidos presentadas por el gobierno y por la oposición.

La Alianza Cívica ha informado que 779 personas fueron arrestadas por protestar contra Ortega, pero la Comisión de la Verdad formada por el gobierno asegura que quedan 261 personas detenidas.

La crisis en Nicaragua estalló con protestas estudiantiles que se multiplicaron tras la violenta acción de la policía y paramilitares contra los manifestantes civiles, que dejó 325 muertos, 2.000 heridos y al menos 52.000 exiliados según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Ir a la portada de BLes

Categorías: América

Video Destacados