Casey Hathaway, de tan solo tres años, desapareció del patio de la casa de su bisabuela, en el condado de Craven, en el este de Carolina del Norte, Estados Unidos, y contó a sus aturdidos padres que estuvo con un oso durante todo el tiempo en el bosque.

El pequeño se recuperó en el hospital, mientras veía televisión y comía bocados de pollo, luego de que fuera hallado tras una intensa búsqueda, al ser escuchados sus gritos llamando a su madre, relata el Daily Mail.

Un niño de tres años habría sido cuidado por un oso durante su prolongada desaparición en el bosque
Casey y su rescatador el capitán Shane Grier, en el hospital

“Casey está sano, sonriendo y hablando. Dijo que estuvo con un oso durante dos días y que Dios le envió un amigo para que lo mantuviera a salvo“, dijo la tía de Casey, Breanna Hathaway, según el mismo medio.

Casey y su rescatador el capitán Shane Grier, en el hospital
El pequeño junto a su madre Britanny y su tía Breanna Hathaway

El pequeño fue rescatado por el capitán Shane Grier, quien desenredó al niño de un arbusto espinoso el jueves, 31 de enero, por la noche y lo llevó a un lugar seguro.

Un dispositivo de rescate de 600 voluntarios, el FBI, funcionarios estatales y buzos rastrillaron los bosques del este de Carolina del Norte en su búsqueda.

Uno de los vecinos avisó a la policía a las 9:30 de la noche al escuchar los gritos, y resultó que se hallaba a tan solo a 400  metros del lugar en el que fue visto por última vez.

Las brutales condiciones climáticas con temperaturas por debajo de los cero grados centígrados y la preocupación de que Casey no estuviera vestido para el frío desencadenaron una búsqueda que involucró helicópteros, aviones no tripulados, unidades K-9 y buzos, así como los cientos de voluntarios mencionados, cita The Guardian.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada BLes.com.

Categorías: América EE.UU

Video Destacados