Compartir

Los funcionarios del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) afirman que un tiroteo mortal entre un inmigrante ilegal y un ayudante del sheriff podría haberse evitado si las leyes santuario de California les hubieran permitido hacer su trabajo.

Un tiroteo mortal el domingo tuvo lugar entre un policía y un ciudadano mexicano. Durante un control de tráfico rutinario en el condado de Napa, California, Javier Hernández Morales, de 48 años, intentó disparar al ayudante del sheriff del condado de Napa, Riley Jarecki. Jarecki pudo maniobrar y devolver el fuego, matando a Hernández Morales en la escena. Las imágenes del tiroteo fueron capturadas por la cámara del ayudante del sheriff.

Hernández Morales, quien había estado viviendo en los Estados Unidos ilegalmente, no era desconocido para la policía. Había sido deportado a su país natal, México, dos veces en 2007 y una vez más en 2010. Sin embargo, desde entonces, los oficiales de la policía local se negaron a trabajar con el ICE para deportarlo nuevamente, a pesar de varios crímenes.

El ICE presentó cuatro órdenes de detención diferentes para Hernández Morales en relación con la agresión a un agente de policía, la sospecha de conducir en estado de embriaguez, la venta de alcohol a un menor y las violaciones de la libertad condicional. Las órdenes, según el ICE, fueron enviadas a la Cárcel del Condado de Napa en 2014, 2015 y 2016, y otra fue emitida a la Cárcel del Condado de Sonoma en 2016.

El personal no honró ninguna de las órdenes, permitiendo que Hernández Morales saliera de las cárceles del condado y permaneciera en los Estados Unidos.

“Es desafortunado que nuestros socios en la policía y la comunidad estén expuestos a consecuencias peligrosas debido a las leyes estatales inflexibles que protegen a los extranjeros criminales”, dijo ICE en una mordaz declaración contra las leyes de santuario de California.

“Este incidente podría haberse evitado si el ICE hubiera sido notificado sobre cualquiera de las múltiples veces que Hernández-Morales fue liberado de la custodia local en los últimos años. Este es un ejemplo impactante y aterrador de cómo la seguridad pública se ve afectada por las leyes o políticas que limitan la capacidad de las agencias locales para cooperar con el ICE”, continuó la declaración.

ICE hacía referencia a la legislación que el entonces Gobernador Demócrata Jerry Brown promulgó en 2017 que prohíbe en gran medida que las fuerzas de seguridad locales trabajen con funcionarios federales de inmigración. La ley le ha valido a California la calificación de “estado santuario“.

No parece que el incidente mortal cambiará la manera en que la policía del Condado de Napa se ocupa de los inmigrantes ilegales. Una portavoz dijo que el condado continuará acatando las leyes estatales.

“El cumplimiento de la ley estatal es lo que el Condado de Napa hará. Si hay modificaciones en el futuro que cambien las cosas se seguirán, pero ahora necesitamos cumplir con la ley estatal y eso es lo que refleja nuestra política”, dijo la supervisora del Condado de Napa, Belia Ramos, en una declaración el jueves.

Jason Hopkins

Este artículo fue originalmente publicado en The Daily Signal

Ir a la portada de BLes.

EE. UU.: Inmigrante ilegal protegido por leyes santuario dispara a un policía
5 (100%) 1 voto

Compartir
Temas: Categorías: América EE.UU

Video Destacados