El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, se reunió este jueves en Brasil con el presidente Jair Bolsonaro y diplomáticos de la Unión Europea, intensificando su proyección global en el afán de lograr mayor presión sobre el presidente en disputa Nicolás Maduro para que deje el cargo.

Durante una rueda de prensa en conjunto con Bolsonaro, el líder opositor venezolano aseguró que en los próximos días estará “volviendo a Caracas a pesar de las amenazas”. Primero dijo que su llegada sería “el fin de semana o el lunes”, para luego aclarar que esos días tenía “agenda” prevista.

Le puede interesar: Personas comen en los vertederos de basura en Venezuela (video)

El presidente en disputa, Nicolás Maduro, ya ha asegurado que Guaidó “tendrá que enfrentar la justicia”. En una entrevista con ABC News, Maduro indicó que: “Él (Guaidó) no puede ir y venir… y la justicia le tenía prohibido dejar el país. Yo respeto las leyes”.

Guaidó tiene prohibición de salida del país por parte de las autoridades venezolanas desde el pasado 29 de enero.

Guaidó llegó a Brasil en la madrugada, a bordo de un avión de la Fuerza Aérea colombiana. Estuvo en Colombia desde el pasado 22 de febrero en su intento fallido de garantizar la entrada de ayuda humanitaria que está acopiada desde hace días en la ciudad fronteriza de Cúcuta.

En su cuenta en Twitter, Guaidó evaluó la visita a Brasil: “Vamos bien, Venezuela”, indicó.

Le puede interesar: Perdiendo los estribos: video muestra a un periodista golpeando al embajador de Guaidó en Honduras.

Sobre el encuentro con embajadores de los países de la Unión Europea, Guaidó indicó que continúa “fortaleciendo las relaciones con las naciones que han reconocido nuestros esfuerzos por recuperar la democracia en Venezuela y lograr elecciones libres”.

Su visita coincide con la presentación de dos resoluciones rivales en el Consejo de Seguridad de la ONU, que serán presentadas este jueves por Rusia y EE.UU., cada una de las cuales busca en sus términos la salida a la severa crisis en todos los órdenes que atraviesa el país.

El diario El Nacional informó que Guaidó fue conducido a un hotel en un auto blindado y escoltado por policías federales. La información fue confirmada por un medio de comunicación brasilero.

El gobierno de Maduro niega que exista una crisis humanitaria, y por lo tanto no admite la entrada de la ayuda entregada por Estados Unidos y otros países.

El gobierno de Bolsonaro fue uno de los primeros en reconocer a Guaidó tras su juramentación como presidente encargado el pasado 23 de enero en Caracas.

En Brasil está uno de los centros de recolección de ayuda humanitaria. El fin de semana se reportaron incidentes violentos mientras venezolanos exigían que se permitiera la entrada de la ayuda humanitaria para Venezuela.

Le puede interesar: El régimen de Maduro reconoce que al menos 100 militares desertaron (pero serían muchos más)

Continúa gira internacional

Brasil sería apenas el segundo país que visitaría Guaidó en esta improvisada gira internacional. El presidente de Paraguay, Mario Abdo, confirmó en su cuenta de Twitter que Guaidó también visitará su país el viernes.

“Mañana recibiremos la visita de nuestro querido amigo, presidente Juan Guaidó, en el Palacio de López”, reveló Abdo la tarde de este jueves.

El papel de EE. UU.

El gobierno de Donald Trump ha sido clave en el reconocimiento logrado por Guaidó ante la comunidad internacional. Sin embargo, países como Rusia, China, Siria, Cuba, Turquía y otros apoyan a Maduro y fustigan lo que catalogan como un intento de golpe de Estado contra Maduro.

“Tenemos a Venezuela, como saben, ha estado muy presente en las noticias y estamos enviando suministros. Los suministros están llegando, un poco más. No es fácil”, dijo Trump a periodistas antes de viajar a Washington desde Hanói, Vietnam, donde asistió a una cumbre con el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un.

“Es difícil creer que alguien diría (que) no lo hagamos. ¿Qué diferencia haría eso, excepto que es genial que la gente lo deje pasar? (…) La gente se muere de hambre. Y realmente pensaríamos que el hombre a cargo, actualmente, dejaría que esos suministros lleguen”, dijo en referencia a Maduro.

Trump aseguró que continúan introduciendo la ayuda que consiste en comida y medicinas en algunas de las ciudades y áreas que más lo necesitan: “Y no es un trabajo fácil, en realidad es muy difícil”, dijo.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo el jueves también que aún trabajan en planes para hacer llegar la ayuda humanitaria a Venezuela.

“En el próximo par de semanas esperamos empezar a tener avances reales sobre ese problema. Un gran problema”, comentó Pompeo a la prensa durante un viaje a Filipinas procedente de Vietnam.

A través de Voz de América        

Ir a la portada de BLes

¿Te has suscrito ya a nuestro canal de noticias de Youtube BLes Mundo?

Video Destacados