El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, dijo que la Asamblea Nacional Constituyente, -controlada por el mandatario en disputa Nicolás Maduro y que le retiró el martes su inmunidad parlamentaria-, no existe y advirtió que asuman las consecuencias si intentan detenerlo.

El decreto se aprobó tras una sesión en que cinco constituyentes abogaron porque al líder opositor se le retirara su fuero para enfrentar la justicia.

La medida ha puesto mucha más presión a la crisis política que vive la nación sudamericana. Había sido solicitada el lunes a través del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela. Esta instancia tampoco es reconocida por el gobierno de Guaidó.

La Constitución garantiza la inmunidad para el presidente, diputados y demás funcionarios electos por voto popular y prevé que para retirarles el fuero deben ser sometidos previamente a un antejuicio de mérito ante el Tribunal Supremo de Justicia. De acuerdo con la carta magna, el Congreso es la instancia que debe aprobar el retiro de la inmunidad de un diputado.

Guaidó también lanzó una alerta a las fuerzas armadas bajo el mando de Maduro.

En Venezuela coexisten dos asambleas, la que lidera Guaidó, -de mayoría opositora y que es reconocida como su liderazgo por unas 50 naciones incluyendo a Estados Unidos-, y la Asamblea Nacional Constituyente que responde a Maduro, quien está respaldado por un grupo de naciones, entre ellas Rusia, China, Corea del Norte, Siria, Turquía, Bolivia, Nicaragua y Cuba.

Le puede interesar: ¿Cuál es el interés de Rusia sobre Venezuela?

“Si quieren avanzar hagánlo, eso sí, asuman las consecuencias”, dijo Guaidó a periodistas frente a su casa el martes en la noche. A la vez reiteró su llamado a una “mega protesta” nacional el 6 de abril. “El régimen cree que atacándome van a detenernos”, enfatizó.

Las razones de Maduro

Maduro dice que Guaidó, un ingeniero de 35 años, es un “títere” de Estados Unidos y de otros países que buscan derrocarlo para apoderarse de las riquezas petroleras del país miembro de la OPEP.

Las autoridades del gobierno en disputa alegan que Guaidó no respetó la negativa de salida del país que pesa sobre él desde el pasado 29 de enero.

Guaidó salió de Venezuela el pasado 22 de febrero en una gira latinoamericana por la región que lo llevó a Colombia, Brasil, Chile, Argentina, Perú y Ecuador; además de encontrarse con el vicepresidente de EE. UU., Mike Pence, en la reunión del Grupo de Lima en Bogotá.

Al regresar, fue recibido en el aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía, el más importante del país, por parte del cuerpo diplomático y cientos de ciudadanos.

El abogado constitucionalista José Vicente Haro ha dicho que un desafuero debe ser aprobado por el Congreso y no por la Constituyente.

videoPlayerId=fb5a4d9d6

Guaidó ha dicho en varias oportunidades que, en caso de ser detenido, la oposición debe seguir el plan trazado de buscar la salida de Maduro del poder, disponer un gobierno de transición y convocar a elecciones libres.

A través de Voz de América        

Ir a la portada de BLes

Video Destacados