El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, lidera una caravana que tiene previsto partir el jueves de Caracas hacia el estado de Táchira, fronterizo con Colombia, para recibir la ayuda humanitaria que espera comience a entrar al país el próximo sábado 23 de febrero.

Un equipo de la Voz de América constató que hay presencia policial en la zona de partida de la caravana. Junto a Guaidó estarán 77 diputados de la Asamblea Nacional y voluntarios encargados de repartir los alimentos y medicinas donados por EE. UU. y otros países.

Le puede interesar: Venezuela está cada vez más cerca de implementar su plan de ingreso de ayuda humanitaria.

Guaidó y su comitiva realizará el viaje de unos 800 kilómetros por tierra en tres buses, según informó a periodistas Edgar Zambrano, vicepresidente del parlamento: “Vamos a ir sorteando las circunstancias que se presenten en el camino (…) Constitución en mano, acompañando a Guaidó”, expresó Zambrano.

La diputada a la Asamblea Nacional, Delsa Solórzano, dijo en nombre de sus colegas antes de partir que van entrarán la ayuda humanitaria “sí o sí”.

“Vamos cargados de fe y de esperanza pero esperando regresar con un cargamento de ayuda humanitaria a Venezuela (…) vamos a recibir esta ayuda que viene de distintos países del mundo, de un mundo democrático que sabe que hoy nuestra Venezuela está pasando necesidad”, dijo a reporteros la diputada.

El presidente en disputa de Venezuela, Nicolás Maduro, así como los altos mandos militares que lo apoyan, sostienen que se trata de “un show político” patrocinado por Estados Unidos para justificar una supuesta intervención extranjera.

Pese al aislamiento de Maduro, los militares liderados por el ministro de Defensa Vladimir Padrino le juraron “lealtad” esta semana.

Le puede interesar: Venezuela recibe ayuda humanitaria, pero desde Rusia

Guaidó, apoyado por Washington y naciones de América Latina y de Europa, ha prometido que la ayuda entrará el próximo sábado por aire, tierra y Mar.

Igual determinación, pero para no dejarla pasar, tiene Maduro, quien ha reforzado la frontera. El miércoles su gobierno reiteró que el acceso marítima a las islas holandesas Aruba, Curazao y Bonaire seguirá cerrado por tiempo indefinido.

La medida, dijeron, se debe a que Curazao admitió servir de centro de acopio de la ayuda humanitaria que continúan enviando países del mundo para aliviar la severa escasez que vive la nación.

Maduro encargó también a su canciller, Jorge Arreaza, para que “ponga en revisión” las relaciones diplomáticas con las tres islas del Caribe.

Todavía no está claro cómo planea Guaidó conseguir el paso de la ayuda por el puente de Las Tienditas, uno de los ocho cruces en la frontera colombo-venezolana de 2.200 kilómetros de extensión.

Le puede interesar: Representante de Guaidó en Costa Rica toma el control de la embajada de Venezuela.

Miembros de la oposición han sugerido que las cadenas humanas a través de la frontera colombiana pasan paquetes de ayuda de persona a persona y flotas de barcos que llegan desde las islas del Caribe holandés, ahora cerrado.

El fin de semana están previstos dos conciertos organizados por ambos bandos a uno y otro lado de la frontera entre Colombia y Venezuela.

Del lado de Colombia, el empresario británico Richard Brason planea el concierto Venezuela Live Aid, con el que espera recaudar 100 millones de dólares. Entre los artistas están entre otros Alesso, Alejandro Sanz, Carlos Baute, Camilo Echeverri, Juan Luis Guerra, Maluma, Maná, Luis Fonsi, Nacho y Paulina Rubio.

Del otro, el concierto Hands off Venezuela, organizado por el gobierno en disputa de Maduro, busca denunciar “la agresión brutal” contra la nación. La lista de invitados no ha sido revelada.

A través de Voz de América        

Ir a la portada de BLes

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Video Destacados