Por medio de una declaración pública el médico ginecólogo y obstetra de la región del Maule, en Chile, Eduardo Oliva Andaur, explicó las razones por las que entregó la misma ecografía 3D durante años a, al menos, una decena de embarazadas que atendió.

Este domingo comenzó a viralizarse el posteo en Facebook donde una mujer acusa al especialista de repartir la misma fotografía a distintas mujeres. En esa misma publicación otras pacientes del mismo médico confirmaron haber recibido también la imagen.

El facultativo, que a raíz de las acusaciones en su contra está siendo asesorado por Fundación de Asistencia Legal del Colegio Médico (Falmed), confirmó la versión de las mujeres y aseguró que todo se trata de un problema técnico. Además pidió disculpas por lo ocurrido.

“El procedimiento realizado a cada una de las pacientes, corresponde a ecografías de dos dimensiones (2D), cuyo objetivo es realizar un análisis intrauterino y de diagnóstico en caso de una eventual situación médica. El examen fue informado en base al set de imágenes 2D, las que se entregaron a cada una de las madres. Este acto médico se cumplió a cabalidad y de manera adecuada en cada uno de los casos señalados en la publicación”, detalla el especialista.

Entregó la misma ecografía 3D a decena de embarazadas
Entregó la misma ecografía 3D a decena de embarazadas

Más adelante en el texto señala que la ecografía 3D se realizó únicamente por solicitud de los padres a fin de conocer el rostro de su hijo o hija de manera anticipada, asegurando que no tuvo ningún fin médico.

Para explicar por qué entregó la misma imagen a gran cantidad de embarazadas el médico aseguró que “de manera involuntaria al momento de imprimir la imagen en 3D, esta correspondía a una foto configurada previamente por el fabricante del equipo a modo de demostración”.

Entregó la misma ecografía 3D a decena de embarazadas
Entregó la misma ecografía 3D a decena de embarazadas

“No tengo la culpa, no cobré”

En esa línea, Oliva Andaur señala que la fotografía no corresponde a otro paciente, sino a una imagen preestablecida en el sistema. Lo anterior, de acuerdo a la versión del aludido, lo exime de responsabilidad. “No existe engaño alguno de mi parte; así como tampoco hubo cobro adicional por la entrega de la imagen 3D”.

Por último en su declaración el médico afirmó lamentar profundamente la situación y empatizar con “la decepción y molestia de las madres y padres” a quienes ofrece sus “sentidas” disculpas.

Desde el Colegio Médico Regional en el Maule indicaron a BioBioChile que están recopilando más antecedentes sobre lo ocurrido por lo que, por ahora, no emitirán ningún tipo de declaración pública.

En tanto, la presidenta del Colegio Médico a nivel nacional, Izkia Sichesen, en conversación con este medio, indicó ayer lunes que ya está en conocimiento de estas acusaciones y las calificó de “muy graves” en caso de que una eventual indagación confirme que son ciertas.

Siches agregó que, de comprobarse la negligencia y engaño por parte del ginecólogo Eduardo Oliva Andaur, será citado al Departamento de Ética del Colegio Médico.

A través de Bío Bío Chile 

Ir a la portada de BLes

Categorías: América Chile

Video Destacados