Las vías férreas de los trenes de Chicago, Estados Unidos se vieron el 30 de enero rodeadas de fuego, mientras los vagones pasaban a baja velocidad por esos sectores, todo lo cual resultaría sorprendente para quienes desconocen las causas.

La empresa Metra, encargada del mantenimiento del sistema férreo de la ciudad explicó a través de Michael Gillis, su portavoz, que el sistema mantiene de esa manera las características del metal que permiten hacer los cambios de dirección de los trenes, cuando sea necesario.

De otro modo se atascarían por efectos de las bajas temperaturas, causando una obstrucción que llevaría mucho tiempo en solucionarse, informó el Chicago Tribune.

De hecho, a lo largo de los tramos de riel involucrados con los cambios, se instalan tuberías de gas que son las que permiten que el fuego se aplique adecuadamente al metal y evitan que se contraiga en exceso.

Los rieles soldados no tienen tanto problema, pero los que son simplemente atornillados requieren de mayor atención, dado que son más vulnerables a las roturas por la contracción extra propiciadas por las temperaturas extremas, propias del invierno.

Con frecuencia los trabajadores utilizan cuerdas empapadas en combustible queroseno, colocadas a los largo de la base de los rieles, para que al ser encendidas expandan los rieles con el calor despedido.

Los retrasos ocasionados por la estación invernal han causado grandes demoras en el sistema, principalmente en el circuito  Union Pacific Northwest desde Harvard y McHenry.

De todas maneras el frío es tal que Amtrack canceló el servicio de trenes de cercanía para no arriesgar a los pasajeros, según Fortune.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada BLes.com.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Temas: Categorías: América EE.UU

Video Destacados