El abogado del expresidente peruano Alan García informó que éste se pegó un tiro en la cabeza antes de ser detenido por la policía en su domicilio, en medio de acusaciones de haber recibido un pago ilegal del gigante brasileño de la construcción Odebrecht.

“El expresidente tomó la decisión de dispararse”, dijo a la televisora local N su abogado Erasmo Reyna. Añadió que García estaba siendo sometido a una intervención quirúrgica. El Ministerio de Salud indicó en un comunicado que el expresidente tiene un “impacto de bala en la cabeza, entrada y salida” y su estado de salud “es delicado y pronóstico reservado”.

En conferencia de prensa la ministra de Salud, Zulema Tomás, indicó que “su situación es muy crítica, muy grave”.

En tanto, el director del hospital “Casimiro Ulloa”, doctor Enrique Gutiérrez, explicó que el ex mandatario ingresó a la unidad y a las 7.17 (1217 GMT) fue trasladado a la sala de operaciones. “En tres oportunidades ha hecho paros cardiorrespiratorios. Todavía están interviniéndolo”.

Según la orden judicial obtenida por The Associated Press se había emitido una orden de arresto contra García.

La fiscalía afirma que el expresidente recibió 100.000 dólares de Odebrecht, maquillados bajo la apariencia de pagos por una conferencia en Sao Paulo que García realizó en 2012.

García gobernó Perú en dos oportunidades, entre 1985-1990 y 2006-2011.

Odebrecht está en el centro del mayor escándalo de corrupción de América Latina después de admitir en 2016 como parte de un acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos que sobornó a funcionarios corruptos de la región por cerca de 800 millones de dólares a cambio de recibir contratos de obras de infraestructura.

Según reportó diario El Comercio de Perú, el político fue ingresado al hospital Casimiro Ulloa en el barrio de Miraflores en Lima, tras ser encontrado herido por los policías que iban a detenerlo.

García al ver que la policía entraba a su vivienda, se habría encerrado en su habitación y tras hablar con sus abogados, se disparó. Los agentes al ingresar al lugar se encontraron con el exmandatario herido y lo trasladaron a un hospital.

El medio añadió que la orden también incluye al exsecretario de Palacio durante su segundo gobierno, Luis Nava, y el empresario Miguel Atala, cercano a García.

Ayer martes, el expresidente aseguró a través de redes sociales que no está vinculado a ningún hecho de corrupción. “Jamás me vendí y está probado”, aseguró.

A través de AP y Bío Bío Chile

Ir a la portada de BLes

¿Ya te suscribiste a nuestro canal de Youtube BLes Mundo? 

Categorías: América Perú

Video Destacados