La periodista venezolana Beatriz Adrián denunció que fue retenida por el servicio de inteligencia al intentar cubrir la detención de Juan Guaidó. En entrevista con DW relata la experiencia y los retos del periodismo.

Adrián es corresponsal de Caracol TV en Venezuela. Según reporta, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, y el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, la acusaron de ser “parte de un plan conspirativo para que se logre la intervención de Venezuela”, luego de que intentara cubrir la detención del líder de la oposición Juan Guaidó en los alrededores del Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional) en enero. Por ahora está en el exterior.

DW: Tuvo que dejar Venezuela repentinamente, ¿cuál fue la razón?

Beatriz Adrián: Funcionarios del Sebin nos rodearon y pidieron nuestras cédulas de identidad. Les dijimos que éramos periodistas y estábamos reportando la detención de Guaidó. Nos pidieron de inmediato acompañarlos.

Llamé a mi canal para avisar que estábamos siendo detenidas y cuando vieron que estaba haciendo un reporte en vivo me inmovilizaron y me arrancaron mi teléfono. Me llevaron hacia dentro del Sebin con mucha violencia.

Nos apuntaron con sus armas y ordenaron que pusiéramos las claves de nuestros teléfonos. Luego nos tomaron fotografías, nos devolvieron nuestras cosas y nos dejaron en libertad. En la tarde, Rodríguez dijo que era muy extraño que dos periodistas estuviesen en la sede del Sebin al momento de la detención de Guaidó.

Al día siguiente, Cabello afirmó públicamente que sabíamos de la detención antes de que sucediera y éramos parte de un plan conspirativo. No tenía claro qué hacer, tengo dos niños pequeños y mi esposo. Tuve que salir del país y estoy todavía afuera, ya ha pasado un mes. Sentía que había un riesgo alto con esa acusación.

La corresponsal de Caracol Televisión en Caracas dice que, aunque siente miedo, no dejará de informar
La corresponsal de Caracol Televisión en Caracas dice que, aunque siente miedo, no dejará de informar

¿Cuáles son los mayores retos que enfrenta un periodista en su trabajo en Venezuela?

Primero el riesgo de que te pase algo porque hay grupos civiles armados por el Gobierno (colectivos) que limitan tu trabajo en cosas básicas como reportar desde un hospital. Ahí, amedrentan a médicos, enfermeras y periodistas. Las detenciones a través del Sebin, los allanamientos.

Han robado a muchos medios, sobre todo a las páginas web que tratan de sacar información censurada. Además, el periodista tiene que lidiar con los problemas de todos, como la falta de medicinas.

Que un funcionario te nombre de forma pública viola el derecho a la libertad de expresión porque él tiene el poder de exponerte a través de la televisión. Cabello me llamó mercenaria hace un mes, ¿qué mensaje le está enviando a los colectivos armados cuando me vean en la calle?

¿Qué es lo más difícil que le ha pasado durante su trabajo como periodista en Venezuela?

Mientras trabajaba en Globovisión fueron muchos episodios. Lina Ron, una excabecilla de los colectivos, me amenazó directamente si seguía hablando de Cilia Flores (expresidenta de la Asamblea Nacional y actual primera dama). La misma Flores me amenazó por haber difundido su salario cuando Chávez (expresidente del país) decía que había que disminuir los salarios de los funcionarios públicos.

Eso creó miedo y estados de pánico en mí. Posteriormente tuve que ir a psicólogos. Muchos periodistas han tenido que someterse a tratamientos psicológicos. En las protestas del año pasado vi cómo le dispararon a colegas periodistas en las piernas y el pecho. A mí me cayeron a golpes cuando estaba embarazada por reportar en un refugio.

¿Cómo obtienen los ciudadanos que viven en Venezuela información transparente y confiable?

Es prácticamente imposible. El Gobierno tiene la política de desvirtuar todas las informaciones. Difunden información falsa para tratar de confundir a los seguidores en las redes sociales. La gente tiene que seguir a periodistas en los que confían y descargar programas que redireccionan las IP para burlar los bloqueos.

Casi todos los medios regionales han cerrado. No existen periódicos porque no hay papel. Entonces la gente tiene que enterarse por redes, pero muchos no tienen teléfonos inteligentes porque son demasiado costosos y la delincuencia muy grande.

El Gobierno intentó centralizar la información en un solo medio, VTV (televisora estatal), y en medios controlados. Compró Globovisión, El Universal y Últimas Noticias, los que más impacto tenían, y logró prácticamente dominar la información.

La corresponsal de Caracol Televisión en Caracas Beatriz Adrián
La corresponsal de Caracol Televisión en Caracas Beatriz Adrián

¿Puede alguien vivir del periodismo en Venezuela?

Es muy difícil. Los periodistas tenemos que tener cuatro o cinco trabajos. Los periodistas internacionales ganan un poco más, pero los gastos son muy altos.

¿Cuánto gana un periodista venezolano al mes en promedio?

Unos 10 dólares si trabajas para un solo medio. Puede ser hasta 50 si trabajas para varios. Pero con eso no se vive. Los camarógrafos y periodistas han perdido mucho peso y están muy desmoralizados. Les roban sus equipos y reponerlos es imposible. No tienen para comprar comida y medicinas.

¿Qué cambios tendría que haber en Venezuela para que los periodistas puedan hacer su trabajo libremente y de manera eficiente?

Hay que cambiar todo. Hay que cambiar todas las leyes que aprobó el Gobierno que vulneran el derecho a la libre información.

Sobre todo tiene que haber respeto hacia la labor del periodista y acceso a la información pública. ¿Cómo es posible que los periodistas no tengamos acceso al boletín epidemiológico del país? Si hay un brote de difteria o muertes por desnutrición, la población tiene derecho a saberlo, pero el Gobierno lo oculta. Que no haya violencia contra los periodistas.

¿Por qué tienen que poner grupos chavistas a las puertas de la Asamblea Nacional para que cuando pasemos por ahí nos insulten, agredan, escupan y arrojen objetos?

¿Cuál cree que es el futuro del periodismo en Venezuela?

Reinventarse. Creo que habrá un cambio de gobierno pronto. No sé si tardará unos meses o un año, pero creo que va a ser pronto porque un gobierno no puede sostenerse cuando la mayor parte del país está en su contra. Desde este punto de vista, esperemos que el próximo gobierno respete la libertad de expresión y la prensa porque la gente tiene problemas y cuando las cosas funcionan mal deben denunciarse para que se corrijan.

Fuente: DW

Ir a la portada de BLes

Video Destacados