Redacción BLes – Una ex ministra de Justicia del gobierno del primer ministro canadiense Justin Trudeau entregó el viernes a una comisión parlamentaria la grabación de una conversación en la que fue presionada para no presentar cargos criminales contra una empresa. 

En la grabación publicada el viernes, Michael Wernick, asistente de Trudeau, dijo a la entonces ministra de Justicia, Jody Wilson-Raybould, que el primer ministro “está decidido, muy firme” para evitar el enjuiciamiento de la poderosa empresa canadiense, según informa Fox News.

La compañía de ingeniería SNC-Lavalin estaba siendo investigada por un caso relacionado con denuncias de soborno y corrupción en Libia entre los años 2001 al 2011, en tiempos de Muammar Gaddafi. 

Wilson-Raybould aseguró que durante la llamada encontró que la presión del asistente era “totalmente inapropiada” y acusó a la administración de Trudeau de “interferencia política” [en la justicia].

En la conversación se puede oír a Wernick diciendo a Wilson-Raybould que no es bueno para ella estar en desacuerdo con Trudeau y sugirió cambiar el procedimiento para que la empresa fuera multada en lugar de llevada a los tribunales. 

“Creo que va a encontrar una manera de hacerlo de una manera u otra. Él está en esa línea. Quería que estuvieras al tanto de eso”, dijo Wernick, según Fox News. 

Según Wernick, Trudeau estaba muy preocupado por el futuro de los 9.000 empleos canadienses, ya que una condena inhabilitaría a la empresa para recibir contratos gubernamentales durante 10 años, de los que depende para casi en exclusiva. 

La ex ministra y también ex fiscal general del Estado, entregó la grabación, de unos 18 minutos, junto con otros documentos al Comité de Justicia con anterioridad, pero se hicieron públicos el viernes. 

Los documentos son unas 40 páginas e incluyen copias de textos y correos electrónicos, así como la declaración de Wilson-Raybould sobre los hechos. 

A principios de este mes, Trudeau se dirigió a la nación sobre el escándalo por primera vez y, mientras se negó a disculparse por lo sucedido achacó el problema a una pérdida de confianza y comunicación con su ex ministra de justicia.

Sin embargo, otro miembro de su gabinete renunció a principios de este mes por este mismo asunto.

La presidenta de la Junta del Tesoro, Jane Philpott, dijo que era “insostenible” que ella permaneciera en el gabinete en medio del escándalo y que se sentía incapaz de seguir defendiendo al gobierno.

Este incidente puede suponer una nueva caída de la popularidad del primer ministro. 

También ha provocado que la oposición reclame su renuncia y exija una investigación independiente del caso. 

El primer ministro Trudeau se presenta para la reelección en octubre y este incidente podría socavar sus oportunidades. 

¿Ya te suscribiste a nuestro canal de Youtube BLes Mundo?

 

Ir a la portada de BLes.

Temas: Categorías: América

Video Destacados