WASHINGTON (AP) — Estados Unidos anunció ayer la activación de una medida que permitirá reclamar legalmente propiedades nacionalizadas por el régimen en Cuba.

La decisión representa un cambio en más de dos décadas de política estadounidense hacia La Habana.

La Ley Helms-Burton de 1996 dio a los estadounidenses el derecho de demandar a empresas que lucren con propiedades confiscadas por Cuba. Pero todos los presidentes estadounidenses desde Bill Clinton han suspendido una cláusula por temor a molestar a aliados estadounidenses y complicar las relaciones con el gobierno socialista.

Le puede interesar: Trump endurece el embargo comercial a Cuba por su apoyo al régimen de Nicolás Maduro.

El funcionario dijo que de aquí en adelante no se emitirán más salvaguardas. El funcionario habló bajo la condición de anonimato de cara al anuncio oficial.

El gobierno de Trump había dado señales de querer poner fin a las suspensiones. La medida es en represalia por el apoyo de Cuba hacia el atribulado presidente venezolano Nicolás Maduro, a quien Estados Unidos está tratando de destituir en favor del líder de oposición Juan Guaidó.

Se prevé que el asesor de seguridad nacional John Bolton hable sobre la nueva política durante un discurso que dará el miércoles en Miami, donde viven miles de exiliados e inmigrantes de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

El discurso ante la Asociación de Veteranos de la Bahía de Cochinos marcará el 58 aniversario de la fracasada invasión estadounidense a la isla en 1961 para derrocar a Fidel Castro.

Ir a la portada de BLes

¿Ya te suscribiste a nuestro canal de Youtube BLes Mundo?

Categorías: América EE.UU

Video Destacados