Por: José Raúl Rodríguez Rangel para BLes.

A Tania María Bertharte Rodríguez le fue prohibido desde el 2016 por la policía castrista “merodear” por los alrededores del parque Martí, en Cienfuegos, Cuba, cuyo Centro Histórico Urbano fue declarado en el año 2005 por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Tania sufrió prisión por un Índice de Peligrosidad Social continuado que mantiene contra su persona el aparato policial y es considerada “enemigo del pueblo” por voluntad totalitaria del régimen comunista. Se mantiene en su contra una orden de alejamiento del Centro Histórico Urbano de Cienfuegos, por lo que se considera persona non grata allí, podríamos decir entonces, que Tania no solo es considerada “enemigo del pueblo”, tratándose de un lugar que según la Unesco es Patrimonio Cultural de la Humanidad, Tania lleva sobre sus espalda el terrible anatema de “enemigo de la humanidad”.

José Raúl Rodríguez Rangel junto a Tania María Berthalte Rodríguez. (Cortesía: José Raúl Rodríguez Rangel)
José Raúl Rodríguez Rangel junto a Tania María Berthalte Rodríguez. (Foto: Cortesía José Raúl Rodríguez Rangel)

La medida se convirtió en asombro de no pocos, pues este parque, al igual que las 162 manzanas de arquitectura que le rodean, pertenecen al patrimonio material de la humanidad, fue el núcleo inicial donde, por encomienda de la Corona española, se asentaron colonos franceses en Cuba, osea, a la sombra de este “edicto” de la Unesco, y bajo el follaje de la centenaria “Ceiba” de la plaza, el conjunto de ciudadanos del mundo, sin distinción de género, edad, color, o creencias, son gestores y participes del manejo y disfrute de estos pintorescos lugares en las inmediaciones del mar Caribe.

Pero Tania María Bertharte Rodríguez tiene en su contra que es mujer, madre soltera, negra, pobre, contra ella también conspiran 60 años de administración de la familia Castro sobre el país y la complicidad del sistema multilateral de Naciones Unidas.

Escucha el testimonio de la Sra. Tania María Bertharte Rodríguez:

El pasado 4 de abril del 2019, la presidente del 73° período de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas, María Fernanda Espinosa, en visita a Cuba, específicamente en un conversatorio con mujeres a cargo de la Federación de Mujeres Cubanas, una rama del Partido Comunista de Cuba, expresó: “Cuba es un aliado imprescindible y estratégico para fortalecer el sistema multilateral”.

Tampoco la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha puesto en tela de juicio los desmanes del régimen cubano, posiblemente por la complicidad del “sistema multilateral” como fuente de apoyo inmoral para con la familia Castro.

Lo cierto es que el mal ha penetrado hasta los tuétanos instituciones valederas del derecho internacional y de la persona humana. Más que “comunismo” e “izquierdismo”, al timón del “sistema multilateral” de Naciones Unidas en tela de juicio ahora mismo, hay una forma de maldad “de rostro afable” que parasita el andamiaje del derecho de gentes, y la salvaguarda material e inmaterial de la humanidad.

Considerando esto, Tania María ha sido víctima del cargo de “enemigo del pueblo”, asentado en el Código Penal cubano dentro del oprobioso legajo de Ley de Estado de Peligrosidad Social Pre-Delictivo, o Índice de Peligrosidad Social, muy conocido entre el pueblo como “el peligro”, por la impunidad de la “casta  izquierdista” que gobierna a nivel internacional.

La Sra. Tania (atrás, de pullover verde) haciendo la ‘V’ de la victoria, junto a opositores cubanos que apoyan su causa. (Foto: Cortesía José Raúl Rodríguez Rangel)

Deberíamos preguntar al conjunto de ciudadanos del mundo, a través de encuestas de opinión, o en las redes sociales, si consideran que esta madre soltera con tres hijos, negra, recolectora de basura en la empresa municipal de Comunales de Cienfuegos, que ha tenido que pedir limosnas ante los turistas que visitan tan señalado lugar, constituye un peligro para sus personas, es un peligro para la “humanidad”, o un peligro para el “pueblo” de Cuba.

Los cubanos no podemos olvidar, por ejemplo, que las transnacionales hoteleras como Meliá, o IberoStar, entre otras, disfrutando de predios usurpados a sus legítimos dueños por el comunismo, en complicidad con el régimen de la Isla, prohibieron la entrada de “nativos” cubanos a sus instalaciones, o playas valladas, este sistema de apartheid convirtió al ciudadano nacional en persona non grata. La historia del comunismo en la Isla es una historia de prohibiciones y lesanía a la dignidad de los seres humanos.

Para Tania María Bertharte Rodríguez, que vive en una habitación insalubre frente al parque Martí, ese lugar que disfruta la “humanidad”, que gestiona la “humanidad”, pero que ella no puede saborear, le produce sentimientos encontrados. Por una parte existe el discurso oficial de “amor y paz” entre proletarios de “todos los países unidos”, por otro lado aparece cruento el odio contra su persona, el racismo, el sistema de apartheid cubano.

El gobierno local le prometió arreglar su habitación con los fondos donados por la Unesco, ¿dónde está el dinero?, su habitación no tiene ni puertas ni ventanas, las otras habitaciones de sus vecinos están en igual estado de conservación y hacinamiento.

En Cienfuegos el gobierno local derribó las dos principales edificaciones museables dentro del entorno patrimonial mundial, el Palacio de Goytisolo y la vieja terminal de ferrocarriles sita en el barrio de Reina.

Así es el lugar donde vive Tania María Bertharte Rodríguez (entrevista):

videoPlayerId=802366615

videoPlayerId=cc442e157

videoPlayerId=1661e75b5

videoPlayerId=af809c4f9

¿Dónde está el dinero de la Unesco?

Tania María ha buscado amparo en organizaciones opositoras al régimen como el Foro Antitotalitario Unido (FANTU), o el Movimiento Consenso Ciudadano, también ha declarado frente a periodistas independientes, quienes han visibilizado su situación, pero es por poco tiempo, Tania es vecina del parque, ahí está su casa, frente a esos jardines, su situación como empleada en la recolección de basura no le permite sacar adelante a su familia.

Volverá a pedir limosna a algún turista y ese será el nefasto día, cuando la conduzcan nuevamente a prisión, por ser negra, por ser mujer, por ser pobre, por ser madre soltera.

Hay un poeta cubano, Nicolás Guillén, considerado por el régimen comunista como el “poeta nacional” de Cuba, que escribió en su poema titulado, “Tengo”: “…Tengo, vamos a ver, que siendo un negro nadie me puede detener…”.

Para un régimen deshumanizado, vigorizado por el mal, aquellos hombres y mujeres cuyo relato sea contrario a los manuales izquierdistas, la familia Castro los desaloja del alma de la Nación, los elimina del mundo de los vivos, o los destierra de la humanidad. Tania ha sido desterrada a su habitación insalubre mientras los ciudadanos del mundo pasean frente a su casa, entre los jardines del Centro Histórico Urbano de Cienfuegos, Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Este artículo forma parte de la sección ‘Crónicas del dolor en Cuba‘ de BLes.

Ir a la portada de BLes.

Video Destacados