Compartir

Redacción BLes – “La gestión de [el presidente de Colombia Iván] Duque está un poco complicada”, sintetiza Vanesa Vallejo en sus primeras palabras en una entrevista con BLes donde aborda no solo la realidad colombiana, sino la del resto de Latinoamérica.

“El voto de Duque fue un voto de derecha”, señala la joven economista, sin embargo -explica- Colombia está experimentando el mismo fenómeno que está ocurriendo en la mayor parte de América Latina: en las urnas gana el voto de derecha pero aquel que llega al poder termina corriéndose cada vez más a la izquierda.

Un claro ejemplo de ello es la relación del nuevo gobierno colombiano con las exFARC.

Duque fue apadrinado por Álvaro Uribe, el expresidente que mantuvo una dura posición contra la guerrilla, y es por eso que sus votantes -en general- esperaban un cambio de dirección respecto a la relación de su antecesor, Juan Manuel Santos, con el grupo violento.

En este marco cabe destacar que las “negociaciones de paz” llevadas a cabo por Santos con las exFARC han incluido medidas cuestionadas como la financiación a muchos líderes guerrilleros para “incorporarse al sistema democrático” y la garantía de una determinada cantidad de escaños en el Congreso.

Pero luego de cinco meses de gestión, la situación del gobierno con el grupo más violento de la historia de Colombia sigue siendo similar, con “las conquistas” de la exguerrilla intactas y con el descontento de una gran parte de la población que justamente esperaba otra actitud del nuevo presidente.

“La situación está muy difícil”, lamenta Vallejo haciendo, además, un diagnóstico similar para la realidad económica que atraviesa su país.

¿Duque traicionó a su electorado?

En esta fotografía publicada por la oficina presidencial de prensa de Colombia puede verse al mandatario saliente Juan Manuel Santos, al centro, dándole la bienvenida al recién juramentado presidente Iván Duque al palacio presidencial, en Bogotá, el martes 7 de agosto de 2018. (Oficina presidencial de prensa de Colombia vía AP)

Que el actual mandatario colombiano no haya propuesto cambios significativos con respecto a Santos, para Vallejo admite más de un causal: el primero es ideológico, ya que Duque se ha identificado siempre más con el liberalismo -al estilo estadounidense- que con el conservadurismo. Pero además, es una persona con un carácter más bien “tibio”, lo cual no es el más apropiado para negociar con un grupo con el historial violento que ostenta las exFARC. En tercer lugar no goza de mayorías parlamentarias, lo que lo “obliga” -de cierta forma- a adoptar posturas más flexibles, en la búsqueda de consensos para garantizar la gobernabilidad.

“Es muy tibio y le da cierto miedo recortar ciertas cosas”, indica Vallejo.

¿Qué queda por delante? 

“Creo que la solución es que las personas que de verdad son de derecha se hagan a un lado y empiecen a hacer una cuestión aparte, empiecen a sacar movimientos políticos aparte”, asegura Vallejo.

“No creo que estos partidos, ya viejos, se puedan arreglar”, afirma haciendo una salvedad del rol que pueden jugar viejas estructuras de poder conservadoras en momentos críticos donde está en riesgo el propio sistema democrático o el avance de grupos con posturas extremistas.

“Uno tiene que trabajar a largo plazo por apartarse y hacer una cosas de verdad decente y con principios, con gente que esté dispuesta a hacer política desde sus valores y principios”, añade.

Bolsonaro y Trump: casos concretos

Donald Trump y Jair Bolsonaro
Donald Trump y Jair Bolsonaro

En la entrevista con BLes, Vallejo destaca a un político latinoamericano que puede cambiar el rumbo de la región.

“Con el triunfo de Bolsonaro en Brasil se probaron muchas cosas”, señala y menciona en la misma línea lo que pasó con Donald Trump en Estados Unidos. 

“Lo primero es que hay gente pendiente, sedienta y ansiosa por una derecha de verdad”, destaca lamentando que no haya surgido un líder con esas características en Colombia, Argentina y otros países de la región.

“Definitivamente hay gente ansiosa de que aparezca una persona con carácter, no de tibios”, agrega en un mensaje de esperanza a la audiencia exponiendo que en estos momentos ni siquiera hacen falta grandes recursos ni medios de comunicación para lograr un movimiento de estas características ya que las redes sociales cumplen un rol impensado años atrás en la difusión de estas ideas.

“Una vez que existe esa ansiedad de esa derecha en la sociedad, en el momento en que sale un líder con convicciones, carismático, puede llegar”, asegura.

Mira la entrevista completa a continuación:

“Con el triunfo de Bolsonaro en Brasil se probaron muchas cosas”, afirma la economista Vanesa Vallejo
5 (100%) 1 voto

Compartir

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds