La fundadora de una organización de clínicas de atención comunitaria que atiende a las mujeres elogia a la Administración Trump por haber decidido dar a su grupo $5.1 millones de dólares en tres años para su uso en California, un subsidio que una vez pudo haber ido a Planned Parenthood.

“Con esta subvención, la administración ha abierto una nueva vía de opciones de atención de la salud para las mujeres de bajos ingresos y desatendidas y sus familias en California”, dijo Kathleen Eaton Bravo, directora ejecutiva y fundadora de The Obria Group Inc. y Obria Medical Clinics, en una declaración que se entregó a The Daily Signal.

Clínicas provida reciben aportes millonarios de la Administración Trump
Kathleen Eaton Bravo, directora ejecutiva y fundadora de The Obria Group Inc. y Obria Medical Clinics, de Estados Unidos.

Obria, que opera 21 clínicas de salud y 11 clínicas móviles en cinco estados, no practica abortos.

“Muchas mujeres quieren tener la oportunidad de visitar un centro de salud profesional e integral -no una clínica de abortos- para atender sus necesidades de salud; hoy, el HHS (por la sigla en inglés) [Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos], les dio a las mujeres esa opción”, dijo Bravo.

El HHS anunció el viernes que Obria Group recibirá tres años de financiamiento de planificación familiar, bajo el Título X, para expandir los servicios a individuos y familias de bajos ingresos en cuatro condados de California.

Obria Group supervisará el trabajo de siete socios clínicos, incluyendo tres de sus propios afiliados de California, según un comunicado de la oficina de relaciones públicas del Centro de Derechos Civiles de Estados Unidos (CRC por la sigla en inglés).

“Nuestra meta es básicamente construir un modelo de clínicas médicas integrales y holísticas para que una mujer [que se enfrenta a un embarazo no planeado] nunca tenga que volver a presentarse ante la puerta de Planned Parenthood”, dijo Bravo a The Daily Signal en una entrevista el martes.

“Somos su proveedor de atención a la salud”, dijo. “Es una clínica que se ha necesitado desesperadamente durante 45 años, para unir al movimiento [pro-vida] bajo este modelo médico”.

Obria Medical Clinics, que tiene licencia completa, ofrece consultas médicas profesionales, incluyendo pruebas de embarazo, ultrasonidos, pruebas y tratamiento de enfermedades de transmisión sexual, pruebas de detección preaborto, educación sobre el aborto, reversión de la píldora abortiva, atención prenatal, educación para la salud y remisiones, según la página de Facebook de Obria.

Con la subvención del HHS, dijo Bravo, ella espera ampliar el alcance de Obria a través de “la marca, la difusión de nuestro nombre para que podamos crear más clínicas” y la expansión de los servicios médicos.

Y, también dijo, “realmente [es el momento de actuar] uniendo el movimiento provida, uniéndonos y comenzando a trabajar juntos en lugar de estar fracturados”.

Bravo, de 66 años, tiene tres hijos. Dijo que Obria nació de su propia experiencia como madre postaborto que desea tener una opción de afirmación de vida que podría haber considerado cuando tuvo el aborto en 1980.

Igualmente dijo que renunció a la firma consultora de ingeniería que poseía después de su regreso a la iglesia un día después de haber permanecido fuera por un tiempo. Escuchó una charla de una mujer después de la misa que habló sobre cómo llegar a las mujeres en crisis de embarazo.

Bravo decidió convertirse en consejera en un centro de recursos para embarazadas, y eso la llevó finalmente a iniciar Obria: “Lancé Birth Choice Clinics, y luego, por supuesto, supe que teníamos que cambiar la marca a un nombre que fuera recordado por milenios: una palabra, un nombre y un nombre que pudiéramos registrar para que pudiéramos definir lo que es y que nadie más pudiera tomarlo. Así que contraté una empresa de branding [y] nos convertimos en Obria y empezamos a trabajar duro”.

Bravo fundó Obria Medical Clinics en 2012. Cinco años más tarde, fundó el Grupo Obria, cuya misión es “asociarse con las mejores clínicas de embarazo de todo el país que comparten la visión de ofrecer a las pacientes una gama completa de servicios médicos”, según el sitio web.

Obria también tiene una aplicación de telemedicina, la cual, según la organización, es la primera porque “conecta a los pacientes potenciales con un profesional médico de Obria a través de chat de texto en vivo, chat de vídeo, correo electrónico o teléfono”.

La aplicación está diseñada para competir con una aplicación de Planned Parenthood que dispensa la píldora abortiva RU-486 a mujeres en cualquier parte del país.

“… estamos recibiendo a la mayoría de nuestras pacientes de aborto por medio de nuestra aplicación de telemedicina”, dijo Bravo a The Daily Signal. “Es nacional, y lo llevaremos a todas las clínicas mientras se unan a nosotros“.

“Todo el mundo dijo: ‘Kathy, vas a construir esto, y nadie ha venido a tu fiesta'”, contó Bravo, que vive con su marido, Frank, en Seattle.

“Escucha, yo no la estoy construyendo, es Dios”, dijo ella. “Si nadie viene a la fiesta, no voy a retroceder”.

“Sentí que Dios me pidió que lo hiciera. Lo logramos. Fue mucho trabajo. Nos lanzamos y ya se están creando”.

Rachel del Guidice través de The Daily Signal.

Ir a la Portada BLes.com.

¿Ya te suscribiste a nuestro canal de Youtube BLes Mundo?

Video Destacados