Las zonas del sur de California afectadas por intensos incendios en los últimos meses, ahora deben ser evacuadas por las autoridades ante la llegada de fuertes tormentas del Pacífico que podrían ocasionar riadas de lodo, piedras y escombros.

Este martes deberían realizarse la mayor cantidad de desalojos, voluntarios y obligatorios, y abarcan desde el condado de Santa Barbara hasta el de Los Angeles, con cientos de viviendas afectadas.

Se teme que la tormenta que se aproxima a la región descargue en poco tiempo una cantidad de agua suficiente para lograr que la tierra de las zonas arrasadas por las llamas llegue hasta las comunidades aledañas.

De este modo, las autoridades en Santa Barbara manifiestan preocupaciones porque las carreteras se vuelvan intransitables y la gente quede atrapada en la ciudad de Montecito, que el año pasado se vio afectada por un deslave que cobró la vida de 23 personas.

Las autoridades alertaron que el miércoles podría ser el día de lluvias más intensas, por lo que sugieren a la comunidad tener a la mano ropa y calzado adecuado para estas condiciones. 

Esta previsto que las tormentas dejen precipitaciones de lluvia y nieve en la zona hasta el próximo jueves.

Con información de AP

Ir a la portada de BLes

Categorías: América EE.UU

Video Destacados