Otávio do Rêgo Barros, portavoz de Jair Bolsonaro presidente de Brasil, dijo que su país construirá la línea de transmisión eléctrica Manaus-Boa Vista, declarada de interés para la segurida nacional. Así se suspendería la compra de energía a Venezuela, cuyo suministro se ha deteriorado y el reciente apagón es evidencia clara de ello.

“… y evitar que, en el futuro, ese estado, [Roraima], sufra por la falta de energía del exterior, y hasta que todos nosotros, ciudadanos de nuestro país, tengamos que pagar por una electricidad más cara debido a la necesidad de operar una central térmica”, dijo Barros. 

Los fallos en el suministro

El apagón masivo registrado en el vecino país afectó gravemente las actividades en el estado brasilero de Roraima, por lo que de inmediato entraron en funcionamiento las cinco plantas termoeléctricas dispuestas para casos de emergencia, reportó El comercio.

Asimismo, en 2018 Roraima registró 85 apagones, 72 de los cuales fueron producto de fallas en Venezuela, un número récord, según Agencia Nacional de Energía Eléctrica de Brasil.

Brasil firmó un contrato en el año 2001 con Venezuela para comprarle la energía eléctrica que requiere el estado de Roraima, el único que no está interconectado con la red que vincula a todo el país.

La solución

Para resolver el problema del suministro de energía en Roraima, el gobierno decidió enmarcar la línea de transmisión Manaus-Boa Vista, como una empresa de infraestructura de interés para la política de defensa nacional, según la Agencia Brasil.

La construcción empezaría el 30 de junio y entraría en funcionamiento 3 años más tarde, según lo programado.

De los 721 kilómetros de la línea de transmisión de energía eléctrica, unos 123 kilómetros pasan dentro de la Tierra Indígena Waimiri-Atroari, para lo cual se requiere de las licencias ambientales correspondientes.

José Ignacio Hermosa

Ir a la Portada BLes.com.

¿Ya te suscribiste a nuestro canal de Youtube BLes Mundo?

 

Categorías: América

Video Destacados