Un día después del incendio que cobró la vida de diez jóvenes atletas del Club Flamengo y enlutó al fútbol mundial, surgen preguntas sobre si el incidente en el campo de entrenamiento de la institución fue en realidad de una tragedia evitable debido a condiciones edilicias presuntamente impropias.

Los juveniles, de 14 a 16 años y en su mayoría oriundos de lugares distantes y algunos de origen humilde, soñaban con llegar y consolidarse en el primer equipo de Flamengo para algún día, tal vez, convertirse en ídolos del club, uno de los más populares de Brasil y Latinoamérica.

Pero en la mañana del viernes 10 sueños quedaron truncos, cuando un incendio destruyó una parte del campo de entrenamiento del Flamengo, conocido como “Nido de Urubú” y localizado en la zona oeste de la ciudad, que era utilizado como dormitorio de atletas juveniles. Además de las víctimas fatales, tres jóvenes permanecen internados, uno de ellos en estado de gravedad debido a quemaduras.

Le puede interesar: El conmovedor relato de un sobreviviente de la tragedia de Flamengo: “No tuve tiempo de ayudar

Fotografía tomada entre las rejas del complejo de entrenamiento del club de fútbol Flamengo de familiares llorando al interior del centro después de un incendio mortal en el lugar el viernes 8 de febrero de 2019 en Río de Janeiro, Brasil. (AP Foto/Leo Correa)
Fotografía tomada entre las rejas del complejo de entrenamiento del club de fútbol Flamengo de familiares llorando al interior del centro después de un incendio mortal en el lugar el viernes 8 de febrero de 2019 en Río de Janeiro, Brasil. (AP Foto/Leo Correa)

Los ojos de los investigadores se dirigen ahora al club. El área arrasada por el incendio en el predio no contaba con la habilitación correspondiente para funcionar como dormitoRío, según una nota oficial emitida por la alcaldía de Río de Janeiro.

El club Flamengo no respondió a la consulta de The Associated Press sobre ese asunto.

La Policía Civil de Río de Janeiro (PCERJ), que conduce los trabajos para dilucidar responsabilidades, realizó ayer las primeras pericias en el centro de entrenamiento y tomó declaración a 13 atletas y tres empleados del club. Además, ya tiene en su poder imágenes de cámaras de seguridad del club.

Los jóvenes del Flamengo dormían en cuartos armados sobre estructuras de contenedores en una zona donde, de acuerdo con el proyecto edilicio presentado por la institución y aprobado por la alcaldía en 2018, debía funcionar un estacionamiento. No existía, según la alcaldía, ningún pedido de licenciamiento pendiente para que el espacio fuera usado como área para dormir.

Imágenes de una cámara ubicada afuera de la habitación incendiada, obtenidas por el canal Record, muestran a dos jóvenes que consiguen salir del interior, uno de ellos con un celular en la mano, mientras que apenas segundos después un tercero huye despavorido y rengueando –posiblemente herido–, a medida que a sus espaldas las llamas toman rápidamente el dormitorio.

Hasta el momento se desconocen las causas del incendio. El vicegobernador de Río, Claudio Castro, dijo ayer que el origen del fuego pudo haber sido un desperfecto en un aire acondicionado.

Fuente de información AP

Ir a la portada de BLes

Categorías: América

Video Destacados