Compartir

Jair Bolsonaro el presidente de Brasil, prometió una revisión a fondo del sistema educativo del país, y dijo que no permitirá la formación de los ciudadanos como militantes políticos que sigan la agenda globalista, centrada en la división de clases y la pérdida de valores.

Bolsonaro hará cambios en la educación para evitar que sea una “fábrica de militantes”
“La agenda globalista se centra en la división de clases. Las personas divididas y sin valores son fácilmente manipulables. Cambiar las directrices “educativas” implementadas a lo largo de décadas es uno de nuestros objetivos para evitar que la fábrica de militantes políticos avance en la formación de ciudadanos”.

El mandatario se expresó en varios tuíts sobre el tema, e igualmente llamó la atención sobre la gran disparidad que hay entre las abultadas inversiones del país en el programa educativo, superiores a las de los países desarrollados, en relación con el PIB, y los pobres resultados obtenidos en el Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes, PISA por su sigla en inglés.

Bolsonaro hará cambios en la educación para evitar que sea una “fábrica de militantes”
“Brasil gasta más en educación en relación con el PIB que el promedio de los países desarrollados. En 2003, el MEC gastó cerca de [8 mil millones de dólares] en educación y en 2016, gastando 4 veces más, alcanzando cerca de [34.400 millones de dólares], ocupa los últimos puestos en el Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes (PISA)”.

La estrategia de “Lava Jato” (Limpieza profunda), a aplicar a la educación brasilera, fue planteada a mediados de febrero por Ricardo Vélez Rodríguez, el Ministro de Educación, al mencionar supuestos favores indebidos en el Programa Universidad para Todos (ProUni).

También se refirió a las desviaciones en el Programa Nacional de Acceso a la Educación Técnica y al Empleo (Pronatec), involucrando al sistema S, el otorgamiento ilegal de becas de educación a distancia e irregularidades en universidades federales, según Consultoria Eleitoral, citando a Gazeta do Povo.

En una lista de instituciones ‘globalistas se encuentran las más reconocidas -y de diferentes ámbitos-, como las Naciones Unidas (ONU) -política-, la Organización Mundial de la Salud (OMS) -salud-, la Unión Europea(UE) -político-comercial-, la Reserva Federal (FED) -finanzas- y la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) -defensa-, entre tantas otras.

Los patriotas denuncian que estas organizaciones están cooptadas -o inclusive fueron fundadas- por un selecto grupo de élites globales que impulsan una agenda para conformar un nuevo orden mundial, con un único gobierno -totalitario- y una única moneda.

Bolsonaro, quien asumiera el poder del país más poderoso de Suramérica, cuenta con la aprobación de la mayoría de sus ciudadanos, sobre el 57 por ciento de ellos, según encuestas recientes.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada BLes.com.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Bolsonaro hará cambios en la educación para evitar que sea una “fábrica de militantes”
Califique esta publicación

Compartir

Video Destacados