BUENOS AIRES (AP) — La recesión económica en combinación con la inflación más alta en 27 años que disparó los precios de los alimentos básicos sumió a más argentinos en la pobreza durante la segunda mitad de 2018.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) reportó el jueves que en el segundo semestre del último año la pobreza afectaba al 32% de los argentinos contra 27,3% del primer semestre. En comparación, el segundo semestre de 2017 alcanzó 25,7%.

En tanto, la indigencia alcanzó a 6,7% de las personas contra 4,9% en el mismo periodo comparado.

En esta foto del 26 de febrero de 2019, Daniel Pedraza duerme en una banqueta junto a una tienda cerrada en Buenos Aires, Argentina. (AP Foto/Natacha Pisarenko)
En esta foto del 26 de febrero de 2019, Daniel Pedraza duerme en una banqueta junto a una tienda cerrada en Buenos Aires, Argentina. (AP Foto/Natacha Pisarenko)

“La pobreza duele claramente, y hoy es un día triste como lo fue ayer porque lamentablemente la pobreza existe en Argentina desde hace muchos años”, dijo la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, en una conferencia de prensa. “Hoy más que nunca tienen mi compromiso y de todo el gobierno que vamos seguir trabajando para reducir la pobreza y mejorar sus condiciones de vida”.

Argentina padeció en 2018 una devaluación del 51% de su moneda, que en una economía fuertemente atada al dólar se trasladó de inmediato a los precios, con fuerte impacto en los alimentos.

La inflación el año pasado fue de 47,6%, la más alta desde 1991.

A su vez, la actividad económica cayó 2,6% en 2018, lo cual repercutió en una menor generación de empleo. La tasa de desocupación fue de 9,1% en el cuatro trimestre del año pasado.

Un habitante de la calle
Un habitante de la calle

La cifra es mayor a la pronosticada por analistas privados, pese a lo cual gobierno de Mauricio Macri ratificó el rumbo de la política económica.

“Estamos convencidos que las acciones que tomamos nos van a permitir generar las condiciones para un crecimiento mucho más sólido y estable. Confirmamos el rumbo de nuestro plan económico”, afirmó Dante Sica, ministro de Producción y Trabajo, quien acompañó a Stanley en el encuentro con periodistas convocado tras difundirse el índice.

La medición oficial se realiza tomando como referencia la capacidad de ingresos de una familia tipo de cuatro integrantes para procurarse una canasta de alimentos capaz de satisfacer un umbral mínimo de necesidades energéticas y proteicas. El costo de esta canasta en febrero fue de 11.117,11 pesos (250 dólares). El salario mínimo está fijado por el gobierno en 12.500 pesos (280 dólares).

“Pensamos que se podía bajar más rápido la inflación, que claramente impacta en la cifra (de pobreza)”, admitió Stanley.

Los porcentajes presentados indican que la pobreza afecta a 8.926.592 residentes en 31 centros urbanos del país. Dentro de este universo, 865.867 son indigentes.

El aumento de la pobreza es una mala noticia para el presidente Macri cuando transita el último año de su gobierno. El mandatario, que buscará la reelección en octubre, había dicho cuando asumió en 2015 que su gestión debía ser juzgada por reducir la pobreza.

Los analistas sostienen que de profundizarse la crisis Macri corre riesgo de perder la elección y crecen las posibilidades de la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015), la líder opositora que mejor mide en las encuestas. La senadora todavía no ha oficializado su postulación, aunque sus partidarios la descuentan.

Ir a la portada de BLes

Categorías: América Argentina

Video Destacados