Redacción BLes – Claudio Uberti, ex titular del organismo que controlaba las obras y las concesiones viales durante el gobierno kirchnerista en Argentina y ex embajador en Venezuela, actualmente procesado en la causa de los cuadernos de las coimas, confesó la trama que urdieron los entonces presidentes Néstor Kirchner y Hugo Chávez para apropiarse de 50 millones de dólares.

Uberti declaró arrepentido que entre 2005 y 2006, Chávez, contando con el respaldo de los petrodólares, accedió a prestar dinero a Argentina. Ambos presidentes decidieron que Venezuela se comprometería durante años a comprar bonos argentinos denominados Boden 2012, informó La Nación.

Kirchner pretendía subsanar la pérdida que habían sufrido las reservas nacionales al tener que hacer frente a un gran pago anticipado del Fondo Monetario Internacional de 9.350 millones de dólares.

Lamentablemente la operación no era tan solidaria y el gobierno venezolano no se quedaba con los bonos sino que los revendía en un mercado paralelo donde el dólar poseía un precio muy por encima del valor oficial.

Claudio Uberti, ex alto funcionario enjuiciado de la era Kirchner.

La diferencias entre los precios del dólar se cobraba aparte, en bolívares (la moneda venezolana). Este dinero adicional se empleaba en la compra de más dólares, esta vez, a precios muy inferiores a los del mercado oficial.

Solo se podía interactuar en este mercado paralelo de venta con el permiso del chavismo. Uberti detalló que una compra suscrita de 500 millones generaba una diferencia de 100.

Otra vía usada por Chávez y los suyos, además de la sobreventa, consistía en comprar los Boden 2012 a Argentina y recolocarlos en bancos nacionales obteniendo ganancias financieras.

Más tarde, los bancos también aplicaban un recargo de entre el 20 y 25% antes de revendérselos a inversores venezolanos, que aceptaban el sobreprecio de los bonos argentinos con tal de eludir los fuertes gravámenes de la política monetaria de Chávez.

El circuito se completaba cuando los financistas venezolanos sacaban las divisas del país, al vender los Boden 2012 a inversores extranjeros. El dinero de la compra se depositaba en bancos internacionales.

En su relato, Uberti detalló que la mitad del dinero quedó en manos de bancos e intermediarios, y la otra mitad fue a parar a las arcas del chavismo y kirchnerismo.

Los 25 millones de Kirchner

En este punto, el exfuncionario confesó a la fiscalía que Kirchner reclamaba que su parte le fuera entregada en efectivo y en la Argentina.

Cristina Kirchner, Hugo Chávez y Néstor Kirchner.

En una ocasión Uberti tuvo que ir a buscar una parte del dinero a un aeródromo, según mencionó. Los venezolanos que aterrizaron en un jet privado le entregaron 11 millones de dólares en tres valijas.

Uberti, a su vez, se las entregó al secretario privado de Néstor Kirchner, Daniel Muñoz, en la residencia Kirchner. En abril de 2007, Kirchner viajó a Isla Margarita con la excusa de que se celebraba una cumbre energética sudamericana pero con la intención de reclamar los 14 millones que todavía le adeudaba Chávez.

Como embajador en Venezuela, Uberti, se vio obligado a mediar en la negociación, pero Chávez se negó a resolverlo en medio de una cumbre llena de personalidades y periodistas.

Kirchner, durante el vuelo de regreso, espetó a Uberti: “Vos laburás para el chavismo, no para nosotros”.

Néstor Kirchner y Hugo Chávez se habrían apropiado de 50 millones de dólares
Califique esta publicación

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds