Redacción BLes – El presidente de México, López Obrador, que se encuentra en mitad del combate contra el robo de combustible, puso en marcha un plan de seguridad para frenar la ola de asesinatos en Tijuana.

La medida, que entró en vigor el lunes, cuenta con el refuerzo de “1.800 efectivos entre militares, agentes federales y policías estatales” repartidos en las zonas más conflictivas, informó el secretario de la Defensa, general Luis Crescencio Sandoval de acuerdo a Notimérica.

En 2018 se registraron en la ciudad fronteriza 2.500 homicidios. Solo en enero de 2019 la cifra ascendió a 200, marcando un hito histórico.

En este marco, López Obrador declaró que la iniciativa pretende brindar seguridad, al tiempo que busca desarrollar oportunidades de empleo y bienestar, informó Sputnik News.

“Vamos a buscar serenar al país con trabajo y bienestar, el 80% de la estrategia es ofrecer oportunidades de empleo y bienestar; y 20% son la garantía de la seguridad pública”, añadió el mandatario.

“No vamos a caer en provocación, no vamos a hacer caso a ningún acto de intimidación, tenemos la conciencia tranquila, vamos a seguir el programa de transformación para acabar con la impunidad”, concluyó en relación a las amenazas recibidas por parte de los grupos criminales.

Ir a la Portada de BLes.com.

¿Conoce nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbase!


Video Destacados