(Redacción Bles) Tal vez pienses que los pueblos fantasmas solo existen en la imaginación de los abuelos o en las películas de cine, pero quizá cambies de parecer cuando leas esta historia de Misnebalam, un pueblo ubicado en la península de Yucatán, México, donde todos los pobladores decidieron abandonarlo debido a los múltiples acontecimientos paranormales que suceden allí.

Misnebalam, que significa ‘cola de jaguar’, está ubicado en el kilómetro 17 de la carretera Mérida-Progreso, en el estado de Yucatán, y estuvo habitado por un aproximado de 170 personas.

Vista de la hacienda Misnebalam

Según la historia de la región, Don Fidencio G. Márquez estaba a la cabeza de la la producción henequenera (industria textil), que era la actividad principal económica en esa época. Una tarde del 22 de octubre de 1921, Don Fidencio, junto con su hijo y un trabajador se dirigían a su finca, desde San Ignacio, cuando fue atacado y asesinado por un grupo de criminales. Esto es relatado en una serie de documentos titulados “Constancias judiciales del atentado criminal cometido en la persona del ingeniero Don Fidencio G. Márquez” de la Biblioteca de Yucatán.

Luego de la muerte de Don Fidencio, la localidad de Minesbalan fue el escenario de constantes apariciones y fenómenos paranormales que atemorizaron a la población, como indica el portal Cultura Colectiva.

Vista de la hacienda Misnebalam

Los pobladores decían ver el fantasma de Don Fidencio, que se aparecía en las calles del pueblo pero, a parte de eso, también decían ver a un niño al que le pusieron de nombre ‘Juliancito’, pero no se sabe hasta la fecha quién es. Además en la iglesia del lugar, afirman ver a un monje con túnica negra que se sube al techo del templo y extiende los brazos formando una cruz.

También comentan que se escuchan voces y ruidos extraños en las casas abandonadas, además de que encienden las luces a mitad de la noche.

Iglesia principal de Misnebalam

Esto ocasionó tanto terror a los habitantes de Misnebalam que a partir de 2005 abandonaron el pueblo para siempre. Sin embargo, algunos de ellos opinan que el gobierno debería incluirlo dentro de la oferta de sitios turísticos que ofrece el estado de Yucatán a sus visitantes.

Así que si quieres visitarlo puedes adentrarte en un recorrido en bicicleta, para conocer las historias del lugar, transitar sus calles vacías y observar sus casas abandonadas. Puedes ingresar los sábados y domingos de 9:00 a.m. a 5:00 p.m; y si te atreves a ir, quizá puedas llevarte ¡el susto de tu vida!

Vista de la hacienda Misnebalam

Misnebalam, el pueblo fantasma de México, donde nadie quiere vivir
Califique esta publicación
Categorías: América México

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds