CIUDAD DE MÉXICO (AP) — México espera que la instalación de granjas piscícolas pueda ayudar a mermar el mercado ilegal de totoaba y salvar a la vaquita marina, una especie en grave peligro de extinción de la que existen menos de 30 ejemplares.

Los pescadores ilegales en México han atrapado a las vaquitas en las redes que se emplean para la captura de totoaba, que también es una especie en peligro. La vejiga natatoria de la totoaba es un preciado manjar en China.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) anunció el viernes sus planes de “inversión en tres granjas de totoaba para evitar el tráfico ilegal” de la especie.

Al menos una compañía actualmente cría totoaba en el Mar de Cortés, el único lugar en que existen ambas especies.

Entre las medidas anunciadas por la Semarnat el viernes, se señala que “durante 3 meses se otorgará una compensación a pescadores mientras se continúa desarrollando artes de pesca que no interactúen con la vaquita”.

La pesca de totoaba está prohibida, pero las altas cifras que pagan los traficantes dificultan que la prohibición se respete.

Share
Categorías: América México

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds