Compartir

La joven madre mexicana, Lucero Priscila Garza, falleció después de consumir durante un mes un producto comercializado para bajar de peso corporal.

El producto llamado Avitia Cobrax, supuestamente de origen natural, empezó generándole malestares y agudos dolores de cabeza, estado que progresivamente empeoró hasta hacer indispensable su internación en una entidad hospitalaria de su ciudad natal.

Una vez en el hospital cayó en estado de coma, para fallecer finalmente, días más tarde.

Los exámenes y análisis llevados a cabo por los médicos permitieron concluir que las pastillas cuya publicidad prometía pérdida de peso le habían generado inflamación del tejido cerebral.

Queda huérfana su pequeña hija, al cuidado de su familiares.

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, entidad reguladora del gobierno mexicano, alertó sobre la venta inescrupulosa que los delincuentes hacen de la Avitia Cobrax, el Thermotrim y muchísimos productos “milagrosos” para reducir peso, sin estar aprobados por las autoridades competentes.

La misma entidad informó que había retirado 3.432 portales de venta de productos similares por Internet. Adicionalmente la policía sanitaria había decomisado 2.2. millones de preparados que atentaban contra la salud de esta manera.

En España la Agencia de Salud Pública de Cataluña alertó del riesgo involucrado con el consumo de Thermatrim como quema grasa, dado que varias personas han presentado síntomas tales como sudoración e hipertensión excesivas, y en algunas ocasiones síncopes y parestesias distales progresivas, es decir, sensaciones de hormigueo, adormecimiento o acorchamiento de los miembros, como síntomas de irregularidades en el funcionamiento del sistema nervioso central, comunicó El País.

Joven mexicana perdió la vida al consumir producto para bajar de peso, ofrecido en redes sociales
Califique esta publicación

Compartir
Categorías: América México

Video Destacados