Compartir

La güiña es un pequeño felino que habita solamente en Chile y Argentina, y para evitar su extinción se atenuarán las amenazas que ponen en riesgo su continuidad como especie salvaje.

Constanza Napolitano, de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile, lidera el proyecto para la conservación de este felino, que es el de menor tamaño de América, según publicó la universidad el 25 de septiembre.

El pelaje de la güiña puede presentar coloración café con manchas aún más oscuras, e incluso ser negro en algunos casos de mutación genética.

Las güiñas también pueden ser de color negro.

En cuanto al tamaño, normalmente es de la mitad de la talla de un gato doméstico, explica Vinculación con el Medio.

El proyecto para preservar a las güiñas es financiado parcialmente por National Geographic y es apoyado el Ministerio del Medio Ambiente, a través de los organismos encargados.

“La protección de este felino funciona como un ‘paragua’, ya que muchas otras especies se verán beneficiadas de forma indirecta por las medidas contempladas en este plan, ayudando también a la conservación del bosque templado lluvioso y esclerófilo”, declaró la académica Napolitano, según la Universidad de Chile.

En amarillo, el hábitat de las güiñas.

Las amenazas

La Universidad de Chile enumera las circunstancias que atentan contra la estabilidad de la población de estos animales:

  • La pérdida y fragmentación de su hábitat.
  • Los ataques de los perros, y las enfermedades que les pueden contagiar tanto los perros como los gatos domésticos.
  • La caza ilegal, a veces impulsada porque los felinos sustraen aves de corral para sobrevivir.
  • Por su parte los atropellos de los vehículos a alta velocidad cuando tratan de cruzar las vías.

Medidas de protección

A su vez, la Corporación Nacional Forestal de Chile (Conaf) ha creado el Plan Nacional de Conservación de la güiña, que integra aspectos ambientales y sociales que atentan contra la especie.

“Si bien se focaliza el trabajo en una especie en particular, lo que intentamos proteger es todo el hábitat. De esta manera, podemos priorizar y trabajar sobre los factores más complejos que afectan a la biodiversidad”, explicó Moisés Grimberg, funcionario de Conaf.

Como medidas específicas, se concederán subsidios para reforzar los gallineros de modo que eviten la entrada de depredadores.

También se señalizarán adecuadamente los senderos de paso de las güiñas para advertir a los conductores, y se construirán reductores de velocidad en estos lugares.

Por otra parte el establecimiento de corredores biológicos también contribuirá al sostenimiento de la especie.

Finalmente, Napolitano destaca la importancia de valorar la existencia de estos carnívoros porque controlan a roedores y, por ende, la diseminación de los virus que estos portan.

José Ignacio Hermosa – BLes

La güiña: ¿Cómo es el felino más pequeño de América y por qué está en peligro de extinción?
Califique esta publicación

Compartir
Categorías: América Argentina Chile

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds