Agentes estadounidenses entregaron una maleta con 100.000 dólares en efectivo el año pasado a un oscuro personaje ruso a cambio de información no comprobada sobre el presidente Donald Trump, reportó el viernes 9 de febrero el New York Times, citando a funcionarios anónimos de inteligencia estadounidenses y europeos.

El ruso recibió el dinero en efectivo de los contribuyentes estadounidenses en una habitación de un hotel de Berlín en septiembre pasado, como primer pago del precio pactado de 1 millón de dólares por un material que, según él mismo afirmaba, comprometía al presidente de Estados Unidos y además de una colección de herramientas de piratería informática robadas de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA por sus siglas en inglés) y la CIA en 2016.

Trump tuiteó sobre la historia del NY Times el sábado pasado.

“Según el @nytimes, un ruso vendió falsos secretos sobre ‘Trump’ a los EE.UU. El precio inicial era de 10 millones de dólares, y luego se bajó a 1 millón de dólares para ser pagado en cuotas “, escribió el presidente. “Espero que la gente vea y entienda lo que está pasando aquí. Ahora todo está empezando a salir – ¡DRENANDO EL PANTANO!”.

Trump siguió con un tuit citando al presidente de Judicial Watch, quien había estado en Fox News explicando cómo Trump había sido víctima de la operación de espionaje ilícita de la administración Obama.

La CIA declinó de hacer comentarios ante el pedido de esclarecimiento del NY Times y la NSA respondió que “todos los empleados de la NSA tienen la obligación de por vida de proteger información clasificada”.

La CIA trabajó a través de un empresario estadounidense para “preservar la negación”, reportó el NY Times. Mientras tanto, la NSA incluso llegó a enviar los mensajes codificados rusos a través de su cuenta oficial en Twitter.

Los funcionarios anónimos dijeron que el ruso filmó al hombre de negocios estadounidense en un video de 15 segundos que mostraba a un hombre no identificable en una habitación hablando con dos mujeres. La proyección del vídeo tuvo lugar en la embajada rusa en Berlín.

El ruso tiene una historia de lavado de dinero y estaba al frente de un negocio casi en quiebra que vendía parrillas portátiles para vendedores ambulantes en el Reino Unido. A pesar de eso, las fuentes del NY Times afirmaron que pagaron al ruso principalmente para obtener las herramientas cibernéticas robadas de la NSA y la CIA.

Cuando el turbio personaje ruso no cumplió con la entrega, las fuentes afirmaron que cortaron la relación por temor a que se descubriera que pagaban a los rusos para ensuciar la imagen del presidente Trump.

El portavoz de la CIA Dean Boyd negó la historia el sábado.

“La historia ficticia de que la CIA fue estafada con 100.000 dólares es evidentemente falsa”, dijo Boyd a Reuters.

El informe del presunto acuerdo de la CIA con el ruso es el último de una avalancha de revelaciones sobre el abuso de poder de la administración Obama y la vigilancia gubernamental contra Trump y sus colaboradores.

Un memorándum explosivo desclasificado por Trump hace más de una semana muestra que altos funcionarios del FBI y el Departamento de Justicia (DOJ por sus siglas en inglés) utilizaron un dossier anti-Trump no comprobado y con intencionalidad política para obtener una orden judicial para vigilar al colaborador de Trump Carter Page.

El dossier fue pagado por Hillary Clinton y el Comité Nacional Demócrata durante la carrera presidencial. Fusion GPS, la empresa encargada del trabajo, también recibió dinero de Rusia mientras que el dossier estaba siendo compilado por un ex-espía británico, quién recibió la mayor parte de su información de fuentes con vínculos con el Kremlin.

La orden de espiar a Carter Page probablemente le otorgó al FBI el derecho de vigilar a Trump y toda su campaña presidencial basándose en la regla de los tres saltos de la NSA. La regla permite vigilar las comunicaciones de cada persona que contactó a Page y, además, las comunicaciones de todos aquellos que contactaron a las personas que se comunicaron con Page hace cinco años.

A través de La Gran Época.

La CIA pagó 100.000 dólares a un enigmático ruso por falsa información para ensuciar a Trump
Califique esta publicación
Temas: Categorías: América EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds