NOBLESVILLE, Indiana, EE.UU. (AP) — Un niño de 13 años compareció el lunes en corte mayormente en silencio, más de dos semanas después de ser acusado de dispararle a una de sus compañeras y su maestro en un suburbio de Indianápolis.El menor solo contestó con “sí” y “no” a preguntas del juez del tribunal juvenil. Uno de los 11 cargos en su contra es intento de asesinato. The Associated Press no lo identifica por su nombre porque es menor de edad.

El niño compareció en uniforme de reo, anaranjado y blanco, y se sentó entre sus padres durante la audiencia que duró unos 15 minutos.

Un juez aceptó el rechazo a los cargos, equivalente a declaración de inocencia. El menor tiene que regresar a corte el 25 de junio. Sus padres y abogado rehusaron hablar con la prensa.

Una alumna y un maestro resultaron heridos en el tiroteo del 25 de mayo en la escuela intermedia Noblesville West. El maestro Jason Seaman ha sido exaltado por haber salvado muchas vidas al confrontar al atacante.

Fiscales han pedido al juez que declare al sospechoso como delincuente porque es muy niño como para ser juzgado como adulto conforme las leyes de Indiana.

Las autoridades dicen que el niño llevaba dos pistolas y un cuchillo cuando abrió fuego dentro de un salón de clases el 25 de mayo.

La familia de Ella Whistler, de 13 años, dijo la semana pasada que la niña fue baleada siete veces y sigue hospitalizada. Seaman fue impactado por una bala al confrontar al atacante. Le dieron de alta al día siguiente.

Share
Categorías: América EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds