El presidente de Estados Unidos Donald Trump convocó al procurador General adjunto Rod Rosenstein a la Casa Blanca el jueves por la tarde, según Fox News. Rosenstein fue observado saliendo después de pasar aproximadamente una hora con el Presidente.

La reunión tuvo lugar días después que la investigación de la presunta colusión con Rusia, que supervisa Rosenstein, pareciera haberse salido fuera de los límites. Los agentes del FBI irrumpieron el lunes: el hogar, la habitación de hotel y la oficina del abogado personal de Trump, Michael Cohen.

Un funcionario de la Casa Blanca dijo que Trump y Rosenstein se reunieron sobre asuntos rutinarios. La reunión parece haber sido organizada rápidamente, ya que Rosenstein no se presentó a un evento programado con el procurador general Jeff Sessions.

Los funcionarios del Departamento de Justicia dijeron que Trump y Rosenstein discutieron la producción de documentos para el Congreso. Rosenstein también se reunió con el abogado de la Casa Blanca, Don McGahn.

Trump ha criticado a Rosenstein y al Asesor Especial Robert Mueller por su manejo de la investigación sobre acusaciones de colusión entre la campaña de Trump y Rusia. La investigación se acerca a su aniversario y no ha producido ninguna prueba que respalde la demanda de colusión.

“Gran parte de la mala relación con Rusia es causada por la investigación Falsa y Corrupta de Rusia, encabezada por todos los leales Demócratas, o personas que trabajaron para Obama. Mueller es el más conflictivo de todos (excepto Rosenstein que firmó la carta FISA & Comey)”, tuiteó Trump el miércoles.

Por FISA (Ley de Vigilancia de la Inteligencia Extranjera), Trump se refería a la solicitud de la Corte de Vigilancia de Asuntos Exteriores para vigilar a Carter Page, voluntario en la campaña de Trump. Esa instrucción se basó principalmente en un dossier no verificado y compilado por un exespía británico que finalmente fue pagado por Hillary Clinton. El exespía utilizó fuentes de segunda y tercera mano cercanas al Kremlin, mientras que la compañía que lo contrató para realizar el trabajo, Fusion GPS, recibía dinero de Rusia.

Trump nombró a Rosenstein, quien a su vez designó a Mueller. Por su parte Sessions, también designado por Trump, se retiró de la investigación de Rusia.

Mueller, el principal investigador sobre Rusia, remitió una encuesta sobre el abogado Cohen a las autoridades federales de Nueva York, porque el asunto está fuera de los límites de la investigación del caso de Rusia. Rosenstein personalmente firmó la decisión de allanar a Cohen.

La incursión del lunes marcó la primera vez en la historia moderna de Estados Unidos que el FBI allana al abogado personal de un presidente. Según las filtraciones de la investigación de Mueller al medio New York Times, los agentes buscaban información sobre pagos que hizo Cohen a dos mujeres que dicen haber tenido relaciones con Trump hace más de una década. Cohen y Trump niegan los reclamos de las mujeres y Trump dice que no sabía nada sobre el pago hasta el mes pasado.

Los investigadores buscaron detalles sobre los pagos porque creen que el dinero constituye una donación cuyo valor excedería el límite legal para un donante individual. Este razonamiento fue desacreditado el martes por el expresidente de la Comisión Federal de Elecciones, quien dijo: el precio de silencio no puede contarse como una contribución de campaña.

A través de La Gran Época.

Investigación de Rusia se sale de los límites y Trump convoca a Rosenstein a la Casa Blanca
Califique esta publicación
Temas: Categorías: América EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds