El presidente Donald Trump firmó el miércoles un proyecto de ley que faculta a los procuradores estatales a perseguir a los propietarios de sitios web que albergan anuncios de tráfico sexual y para que las víctimas presenten demandas contra esos sitios web.

La trata de personas, también conocida como esclavitud moderna, “es peor hoy que en cualquier otro momento de la historia” dijo Trump, enfatizando que los traficantes explotan las herramientas modernas. Los reportes de sospecha de tráfico sexual de niños aumentaron a 846 personas entre 2010-2015, debido en gran parte al uso de Internet, según el Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados (National Center for Missing and Exploited Children, NCMEC).

El Presidente dijo que estaba firmando el proyecto de ley “Fight Online Sex Trafficking Act” (FOSTA), en parte para honrar a las víctimas y a los sobrevivientes. Agradeció a su hija y asesora principal Ivanka Trump por encabezar la batalla contra la trata de personas.

“Ustedes han soportado lo que nadie en la tierra debería soportar y vamos a hacer todo lo que esté en nuestro poder para asegurarnos que los traficantes sean llevados ante la justicia de manera rápida y firme”, dijo Trump.

La mujer al lado de Trump en la ceremonia de la firma es Yvonne Ambrose, que perdió a su hija de 16 años Desiree Robinson, a causa de la trata de personas. Robinson fue asesinada después de intentar ser prostituida en el sitio de anuncios sexuales Backpage.com.

“Perder a tu hija que ha sido víctima de la trata, que es la esclavitud moderna en nuestro país y recibir ese llamado en Navidad, de que tu única hija, tu hija mayor, había sido brutalmente asesinada ‘por decir No’, porque no quería ser parte de eso, es lo peor”, dijo Ambrose, al agradecer a los legisladores y a Trump. “Significa mucho para nuestra familia”.

Una mujer cuya hija a la edad de 15 años fue víctima del trafico dijo: “Con suerte no habrá demasiadas más”.

Los sitios web ya conocidos como importantes centros de trata de personas comenzaron a cerrar sus secciones frecuentemente utilizadas por los traficantes, antes que Trump firmara la ley FOSTA. La representante Ann Wagner dijo que el 87 por ciento de estos centros ya están fuera de línea.

Los fiscales estuvieron frustrados durante años porque esos sitios web estaban protegidos por una cláusula de la Ley de Decencia en las Comunicaciones (CDA). La citada legislación protege a los operadores, de dichos sitios, de acciones legales basadas en el contenido publicado por los usuarios. FOSTA limita esta protección especificando que los propietarios de sitios web son responsables de las publicaciones de sus usuarios que facilitan el tráfico de personas.

“Nunca fue la intención del CDA hacer de Internet un distrito de prostitución”, dijo Wagner. “Es un crimen fuera de internet y es un crimen en internet.”

Días antes que Trump firmara el proyecto de ley, las autoridades federales incautaron y cerraron Backpage.com, el portal de tráfico de personas más grande de Estados Unidos. Siete de los ejecutivos de la compañía fueron arrestados y acusados de 93 cargos, incluyendo facilitar la prostitución y el lavado de dinero. La demanda acusa que las adolescentes fueron traficadas en el sitio web. Algunas de esas chicas fueron asesinadas.

Backpage.com publicaba principalmente anuncios de sexo y tenía socios en Estados Unidos y en 96 países de todo el mundo. La compañía generó 135 millones de dólares en ingresos en 2014, según un informe del Senado.

Casi tres cuartas partes de los casos presentados a NCMEC se relacionan con anuncios publicados en Backpage.com. La Asociación Nacional de Fiscales Generales describió el sitio web como un “centro” de “trata de personas, especialmente de menores”.

“Hoy Backpage fue cerrado. Es un gran paso. Ahora ningún niño será vendido para tener sexo a través de este sitio web” escribió la senadora Heidi Heitkamp, en un mensaje de Twitter.

Backpage fue objetivo de una investigación de 20 meses en el Senado que condujo a la aprobación de la ley FOSTA. En un informe alarmante, el Subcomité de Investigaciones del Senado llegó a la conclusión de que la Backpage facilitaba y ocultaba a sabiendas la actividad ilegal, específicamente el tráfico sexual de niño, y que casi cada dólar de los ingresos del sitio web provenía de la actividad ilegal.

Los gigantes de Internet, específicamente Facebook y Google, se han resistido por mucho tiempo a la aprobación de proyectos de ley similares a FOSTA. Este año ambas compañías cedieron en medio de un mayor escrutinio sobre su participación en la intromisión en las elecciones y en la recolección de datos.

Algunos de los legisladores presentes pasaron años intentando aprobar proyectos de ley similares.

“He estado trabajando en este tema por más de una década”, dijo el senador Richard Blumenthal. “Dijeron literalmente que no podía hacerse porque no podíamos superar el poder y la riqueza de la gente que tenía un interés personal en ese estatuto que protegía a los traficantes en línea”.

“Hemos intentado durante 10 años hacer aprobar este proyecto de ley. Acaban de lograr algo que nosotros no hemos podido lograr”, dijo a Trump, Kevin McCarthy, líder de la mayoría en la Cámara de Representantes. “Estás salvando vidas”.

A través de La Gran Época.

Importante victoria de Trump contra la trata de personas al firmar ley contra sitos en Internet
Califique esta publicación
Share
Temas: Categorías: América EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds