Un memorando redactado por los demócratas en el Comité de Inteligencia de la Cámara plantea serias preocupaciones para la seguridad nacional y el cumplimiento de la ley, dijo el consejo del presidente Donald Trump en una carta, citando justamente las preocupaciones del Departamento de Justicia y el FBI.

En la carta, Donald F. McGahn II ofreció la asistencia técnica del comité de la Cámara por parte del Departamento de Justicia, para modificar la nota a fin de mitigar los riesgos de seguridad nacional.

“A pesar de que el Presidente se inclina a desclasificar el Informe del 5 de febrero, debido a que contiene numerosos pasajes debidamente clasificados y especialmente sensibles, no puede hacerlo en este momento”, señala la carta de McGahn.

La carta también indica que “el Poder Ejecutivo está listo para revisar cualquier posterior borrador del Memorando de la desclasificación del 5 de febrero, a la primera oportunidad”.

La nota fue revisada por la Oficina del Director de Inteligencia Nacional y el Departamento de Justicia (DOJ), después de lo cual las agencias, incluido el FBI, que depende del DOJ, presentaron sus recomendaciones al Presidente.

En un tweet del sábado por la mañana, Trump comentó la nota de los Democrátas: “Los demócratas enviaron una nota de respuesta muy política y extensa de que ellos sabían, que debido a las fuentes y los métodos (y más), el informe tendría que ser rehecho, después de lo cual se culparía a la Casa Blanca por falta de transparencia. ¡Les dije que lo volvieran a hacer y que volvieran a enviarlo en la manera correcta!

Un informe separado, escrito por republicanos del comité de la Cámara de Representantes fue aprobado por la Casa Blanca para ser difundido el 2 de febrero, después de haber pasado por el mismo proceso de seguridad.

A pesar de las advertencias iniciales de los miembros del Departamento de Justicia y el FBI de que el informe republicano revelaría fuentes y métodos de aplicación de la ley, en este caso esto no fue así.

El informe se basó principalmente en testimonios dados al Comité, así como fuentes públicas, y mostró cómo el FBI y el Departamento de Justicia se basó en un información contenida en el llamado expediente Trump, para obtener la orden FISA, una autorización de espionaje y vigilancia a la compañía Carter Page, asociada al presidente Trump por presunta relación con Rusia.

El expediente fue escrito por el ex espía británico Christopher Steele, que había sido contratado por la firma Fusion GPS, para producir el documento. Fusion GPS había sido contratada para producir en expediente, por la campaña de Clinton y el Comité Nacional Demócrata.

En el expediente, que consta de varios memorandos, Steele usa casi exclusivamente fuentes vinculadas al Kremlin.

El congresista Trey Gowdy en una entrevista con Fox News del 7 de febrero, indicó que Sidney Blumenthal, asesor de Clinton desde hace tiempo, también proporcionó información a Steele.

Los principales funcionarios del FBI y del Departamento de Justicia habrían firmado la solicitud de la orden de espionaje ocultando al tribunal de vigilancia de inteligencia extranjera los orígenes de las denuncias de que Page era un agente que trabajaba para Rusia.

A través de La Gran Época.

Share
Temas: Categorías:América EE.UU

Video Destacados