Redacción BLes – Este viernes representantes de las familias de ciudadanos norteamericanos víctimas de inmigrantes ilegales, los llamados ‘Familias de Ángeles’, organizaron un protesta frente al Capitolio para llamar la atención sobre este problema. 

El más reciente crimen cometido por un inmigrante ilegal sucedió el 18 de julio, cuando la joven Mollie Tibbetts desapareció mientras estaba haciendo footing en Brooklin, Iowa. En agosto la policía arrestó a un inmigrante ilegal de nacionalidad mexicana y lo acusó del asesinato de la joven. 

Otro caso que ha despertado la indignación de muchos ciudadanos estadounidenses fue el caso de Kate Stainle, una joven de 32 años asesinada de un balazo mientras paseaba con su padre en 2015 en San Francisco.

José Inés García Zárate, que había sido deportado cinco veces, fue absuelto del asesinato de Steinle en 2017 después de argumentar que le disparó por accidente durante un juicio en el que el jurado no fue informado de los antecedentes delictivos del acusado, informó Fox News. 

Kate Steinle fue asesinada por Zarate en 2015.
Kate Steinle fue asesinada por Zarate en 2015.

Apoyo de la administración Trump a las ‘Familias de Ángeles’

La consejera de la Casa Blanca, Blanca Conway se unió a las familias: Nunca serás silenciado, y tus seres queridos nunca serán olvidados”. “Aquí está la verdad: las fronteras abiertas conducen a un crimen masivo. Y crimen masivo que es totalmente evitable “, añadió. 

Otros miembros del gobierno que estuvieron presentes apoyando la causa incluyeron al ex asistente adjunto de la Casa Blanca Sebastian Gorka, el representante Steve King, republicano por Iowa, y el ex alguacil del condado de Maricopa Joe Arpaio.

Más de 10 “familias de Ángeles” – aquellos cuyos familiares fueron asesinados por inmigrantes ilegales – estuvieron entre las docenas de asistentes a la manifestación, informó Fox News.

Varios oradores compartieron sus historias de cómo perdieron a seres queridos a manos de inmigrantes ilegales que, en muchos casos, habían sido deportados en varias ocasiones. 

Michelle Root relató como su hija fue asesinada al día siguiente de graduarse en la Universidad de Bellevue por un inmigrante ilegal que chocó contra su coche a alta velocidad. El acusado se dio a la fuga antes del juicio. 

“Todavía anda suelto”, dijo Root. “Todavía estamos tratando de encontrarlo para hacer justicia por nuestra hija y para evitar que mate a la familia de otra persona”.

Familias de ángeles
L-R: Scott Root Jr., Michelle Root, Sarah Root y Scott Root en la ceremonia de graduación de Sarah el 30 de enero de 2016, solo horas antes de que la mataran. (Cortesía de Michelle Root)

Mary Ann Mendoza de Arizona contó la historia de cómo su hijo, Brandon, un oficial de policía fue asesinado por un inmigrante ilegal en una colisión frontal en mayo de 2014 en Phoenix.

Es importante que nuestros conciudadanos estadounidenses sepan la magnitud de los crímenes que se están cometiendo“, dijo Mendoza.

Crímenes silenciados por la administración Obama

Las familias de víctimas de inmigrantes ilegales han logrado organizarse y crear asociaciones a través de las cuales buscan concienciar a la sociedad de una de las terribles consecuencias que acarrea la inmigración ilegal en los EE. UU. 

Dos asociaciones han sido particularmente activas y visibles, sobre todo gracias al apoyo bridado por el presidente Trump, quien ha estado muy comprometido con esta causa desde sus tiempos de candidato.

El Remembrance Project, fundado y dirigido por Maria Espinoza trabaja para proporcionar los servicios de apoyo necesarios para ciudadanos estadounidenses y familias inmigrantes legales cuyos seres queridos fueron asesinados por un extranjero ilegal.

Los Defensores de las Víctimas del Crimen por Extranjeros Ilegales (AVIAC por sus siglas en inglés) es otra organización que, como su nombre indica, defiende “a aquellos que han sido impactados por crímenes cometidos por extranjeros ilegales”.

“El único logro exitoso sería detener el crimen de extranjeros ilegales y eso solo puede suceder con la deportación de todas las personas que están en el país ilegalmente“, como ellos mismos declaran en su sitio web.

También denuncian en su web el ostracismo a que les condenó la administración Obama, “La administración anterior estaba en total negación de nuestra existencia. En ocho años en el cargo, el presidente Obama nunca mencionó, ni una vez a ninguna víctima de un crimen de extranjeros ilegales. Se reunió con extranjeros ilegales, los invitó a su Estado de la Unión y Michelle Obama se sentó con ellos durante el discurso del Estado de la Unión”.

familias de ángeles
Sabine Durden reacciona al asesinato de Mollie Tibbetts en una entrevista a Fox News.

Tenemos que dejar de susurrar acerca del problema del crimen ilegal por temor a ser llamado racista. ‘Ilegal’ es un estado, no es una raza. Tenemos que apoyar al presidente Trump, al ICE y a las fuerzas de seguridad y limpiar nuestro país”, comentó Sabine Durden quien ella misma fue una inmigrante legal en los Estados Unidos. 

El hijo de Sabine, Dominic Durden, fue asesinado trágicamente por un ilegal que ya había sido deportado varias veces.

‘Familias de Ángeles’ protestan en Washington por los crímenes cometidos por inmigrantes ilegales
5 (100%) 2 votos
Categorías: América EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds