Redacción BLes – Richard Anthony Jones, pasó entre rejas casi dos décadas por un delito que nunca cometió. El miércoles pasado exigió a la justicia que le restituyeran su buen nombre y una compensación de más de 1 millón de dólares, informó el diario Kansas City Star.

Jones presentó su exigencia ante la Corte de Distrito del Condado de Johnson, Kansas City, donde el año pasado un juez decretó su puesta en libertad.

“El Sr. Jones ahora le pide a esta corte que reconozca oficialmente su inocencia, para que pueda cerrar este doloroso capítulo de su vida, obtener un historial limpio y el apoyo financiero que la Asamblea Legislativa pretendía dar a las personas injustamente condenadas”, peticionaron sus abogados.

En su reclamación, los defensores, estiman que debería concedérsele a Jones una cantidad de 65.000 dólares por año computado de encarcelamiento —1.117.466 dólares en total—, más el coste total de la representación legal.

“Esta compensación es relativamente pequeña dadas las dificultades insondables de diecisiete años de encarcelamiento injusto”, aclara el requerimiento.

(Desde la izquierda) El “doble” / Anthony Richard Jones.

El tribunal condenó a Jones a 19 años de prisión tras encontrarlo culpable de haber robado a una desconocida, llamada Tamara Scherer, en el estacionamiento de un Roeland Park Walmart en 1999. La mujer declaró que en ningún momento le vio la cara al ladrón.

La fiscalía solo se basó en las identificaciones realizadas por testigos presenciales. El acusado, que en aquel entonces tenía 27 años, también presentó una coartada.

Identificación en prisión

Después de cumplir gran parte de la pena, Jones, descubrió a través de otros reclusos que tenía un “doble” que incluso vivía cerca del lugar del crimen.

Sus abogados investigaron y encontraron que su parecido no se limitaba al físico, no solo usaba el mismo corte de pelo y de barba, sino que hasta su nombre de pila era el mismo. Lo apodan “Ricky”.

Los representantes legales de Jones, solicitaron una nueva revisión del caso ante la corte en junio de 2017 para mostrar las nuevas pruebas. Cuando los testigos vieron las fotos del “doble” se declararon incapaces de diferenciarlos.

Richard Anthony Jones celebra con su familia su salida del centro penitenciario.

Al término de la audiencia, el Juez de Distrito del Condado de Johnson, Kevin Moriarty, desestimó los cargos y ordenó la puesta en libertad del convicto con el beneplácito de la fiscalía.

“Es difícil imaginar cómo el Sr. Jones puede realmente comenzar de nuevo sin la ayuda que se busca, después de haber perdido tantos años tras las rejas cuando podría haber estado recibiendo una educación, desarrollando sus habilidades y persiguiendo y ascendiendo dentro de la profesión que hubiera elegido”, explicaron los abogados.

Jones permanece a la espera de la decisión de la Corte de Distrito, la cual acaba de asignar a un nuevo magistrado para el caso, de acuerdo a las averiguaciones del Kansas City Star.

Estuvo encarcelado 17 años por un delito que cometió su “doble”
5 (100%) 1 voto
Categorías: América EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds