Redacción BLes – Una gran tormenta de arena invadió la carretera interestatal 8 en Arizona y sus alrededores el lunes por la noche. El cazatormentas Mike Obinski viajó desde California para captarla con su cámara. 

Pero lo que encontró superó sus expectativas… 

Todos dejaron de conducir por la carretera […]. Fue intenso y muy peligroso“, declaró Olbinski sobre la tormenta, que —dijo—generó vientos de entre 80 y 120 kilómetros por hora.

Este tipo de tormentas reciben el nombre de Haboob, una palabra que viene del árabe “haab” que significa viento o golpe. 

Los haboobs son tormentas de polvo causadas por los fuertes vientos que fluyen hacia abajo y hacia afuera de las tormentas eléctricas. Suelen durar varios días y tiñen el aire de un tono anaranjado muy particular. En pleno desierto forman verdaderas paredes de polvo en suspensión que engullen todo a su paso

Todas las tormentas eléctricas producen estos vientos racheados, por lo que para que se forme un haboob, la tormenta debe estar en un lugar donde los vientos puedan recoger partículas pequeñas de tierra o arena en un área desértica seca.

Ken Waters, meteorólogo de coordinación de advertencia para la oficina del Servicio Meteorológico Nacional de Phoenix, estimó que este haboob había viajado durante 250 millas (420 kilómetros)

Durante ese recorrido, los vientos cargados de polvo a veces pueden alcanzar velocidades de 80 a 100 mph (129 kph a 161 kph), señaló Waters. Los haboobs del pasado han recorrido unas 400 millas (644 kilómetros) con polvo que alcanzaba los 6.000 pies (1800 metros) de altura.  

videoPlayerId=2a05b0a05

Ad will display in 09 seconds
Share
Categorías: América EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds