El presidente estadunidense Donald Trump se reunió hoy con agricultores en el estado de Tennesee, para promocionar su reforma impositiva, mientras que el secretario de Agricultura Sonny Perdue aseguró que el sector agropecuario recibirá el mejor trato comercial posible.

Ante las Federaciones Estadunidenses de Granjeros, Trump promocionó su ley de reducción de impuestos y una agenda para atender el sector, con una orden ejecutiva para promover la expansión de internet de banda ancha en las zonas rurales que carecen de conectividad.

Ganaderos y agricultores esperaban alguna señal positiva en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre Estados Unidos, Canadá y México, sin que Trump abordara el tema en su discurso.

Perdue expresó su “gran confianza en las habilidades del presidente Trump como negociador, y estoy bastante seguro de que logrará un acuerdo que funcione mejor para los Estados Unidos”.

En una entrevista de televisión anterior, el secretario había dicho que las amenazas de Trump de terminar con el TLCAN son una táctica de negociación, “que cree que a menos que esté dispuesto a abandonar un acuerdo, no obtendrá el mejor trato”, dijo.

“Tengo confianza de que al final del día, tendrá un gran acuerdo para los agricultores estadunidenses y la economía estadunidense”, recalcó.

Trump, el primer presidente en un cuarto de siglo en acudir a la convención anual de la Federación de la Oficina Agrícola Estadunidense, evitó pronunciarse sobre dos temas que preocupan a los agricultores: la inmigración indocumentada, que les provee mano de obra, y las políticas comerciales.

La Federación confiaba en que el Acuerdo Transpacífico impulsaría sus exportaciones a Japón y otros mercados, pero Trump se retiró de ese acuerdo, y ahora amenaza con dejar el TLCAN.

Los ingresos agrícolas netos subieron en 2017 modestamente con respecto al año anterior, pero solo fueron aproximadamente la mitad de lo que fueron en 2013, cuando comenzó una caída.

Trump defendió su primer año en el cargo y se centró en los beneficios de su reforma fiscal, que, aseguró, van a “ir a familias trabajadoras, pequeñas empresas y quién más la familia del agricultor”, e instó a los agricultores a no votar por los demócratas en las elecciones legislativas de noviembre.

“Si los demócratas alguna vez tuvieran la oportunidad, lo primero que harían sería deshacerse de ella (la reforma fiscal) y aumentar sus impuestos”, señaló.

A través de NTX.

Share
Temas: Categorías: América EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds