Compartir

Redacción BLes – El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, desveló hoy durante una entrevista concedida al medio Axios que está estudiando la manera de acabar con el jus soli, el principio por el cual se adquiere la nacionalidad estadounidense automáticamente si se nace dentro del territorio nacional. 

Estados Unidos y la mayoría de los países de América Latina incorporan el jus soli en su ordenamiento jurídico, al contrario que Europa, donde la mayoría de estados no lo incluye, salvo muy contadas excepciones y en excepcionales circunstancias.

De hecho, en ese marco, Trump afirmó durante la entrevista que tiene intención de cambiar esa normativa: “Siempre me dijeron que necesitaba la enmienda constitucional”, dijo. “¿Adivina qué? No hace falta”, aseguró. 

“Está en proceso, ocurrirá”, afirmó el mandatario. 

El espíritu de la 14ª Enmienda 

El jus soli se incorporó al ordenamiento jurídico estadounidense cuando se aprobó la 14a Enmienda a la Constitución, adoptada en 1868 después de la Guerra Civil para garantizar la igualdad de derechos de ciudadanía de los esclavos liberados.

La Decimocuarta Enmienda “es una de una serie de disposiciones constitucionales que fueron redactadas con el propósito de proveer a una raza recientemente emancipada, que a lo largo de muchas generaciones había estado sometida a la esclavitud, de todos los derechos civiles de los que disfrutaba la raza dominante, equiparándolos ante la ley.

Esta enmienda, por su rango constitucional, estaba diseñada para proteger a los nuevos ciudadanos contra eventuales leyes discriminatorias promulgadas por los estados, garantizando así la plena protección de sus derechos ante la ley. 

Una sentencia de la Corte Suprema de 1898 en el caso Estados Unidos versus Wong Kim Ark sentó un precedente al declarar que un niño nacido de ciudadanos extranjeros residentes permanentes “se convierte en el momento de su nacimiento en ciudadano de los Estados Unidos”, en virtud de la primera cláusula de la Decimocuarta Enmienda de la Constitución. 

La 14ª enmienda a la Constituvión se aprobó tras la Guerra Civil para proteger los derechos de los esclavos liberados.
La 14ª Enmienda a la Constitución se aprobó tras la Guerra Civil para proteger los derechos de los esclavos liberados.

Un imán para la inmigración ilegal

Desde antes de tomar posesión de la presidencia del país, Donald Trump abogó por la abolición de la ciudadanía por nacimiento, argumentando que “es el mayor imán para la inmigración ilegal”, informa el medio ABC News. 

Michael Anton, un ex funcionario de seguridad nacional en la administración de Trump, escribió en The Washington Post en julio que los redactores de la enmienda incluían una cláusula relacionada con la jurisdicción “precisamente para distinguir a las personas a las que los Estados Unidos les debe la ciudadanía de las personas a las que no les corresponde”, aseguró.

“Los esclavos liberados definitivamente calificaron”, escribió Anton. “Los hijos de inmigrantes que llegaron aquí ilegalmente claramente no lo hacen”, agregó.

Trump afirmó que está estudiando el proceso con el abogado de la Casa Blanca y que está “en marcha, sucederá, con una orden ejecutiva”, aseveró convencido.

Qué puede ocurrir

John Eastman, un erudito constitucional y director del Centro de Jurisprudencia Constitucional de la Universidad de Chapman, le dijo a “Axios en HBO” que la Constitución se ha aplicado incorrectamente en los últimos 40 años.

Explicó que la línea “sujeta a su jurisdicción” originalmente se refería a personas con total lealtad política a los Estados Unidos: titulares de tarjetas verdes y ciudadanos.

De hecho, hasta la década de 1960, la 14ª Enmienda nunca se aplicó a inmigrantes indocumentados o temporales, dijo Eastman.

Sin embargo, de acuerdo con un estudio de 2016 realizado por Pew Research, entre 1980 y 2006, el número de nacimientos de inmigrantes no autorizados, que los opositores de la ciudadanía por nacimiento reconocen como “bebés ancla”, se disparó hasta alcanzar un máximo de 370.000. Luego disminuyó ligeramente durante y después de la Gran Recesión.

Hay precedentes de la Corte Suprema dictaminando que los niños nacidos de inmigrantes que son residentes permanentes legales tienen ciudadanía. 

Pero aún no se ha producido ninguna sentencia sobre un caso que involucre específicamente a inmigrantes indocumentados o aquellos con estatus legal temporal, por lo que de firmar Trump la orden ejecutiva, “los tribunales tendrían que intervenir de una manera que no lo han hecho”, concluyó Eastman.

Trump estudia limitar la ciudadanía por nacimiento contemplada en la 14ª Enmienda
5 (100%) 2 votos

Compartir

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds