El presidente Donald Trump agradeció a la delegación de Corea del Sur que se reunió entre el 5 y 8 de marzo con Kim Jung Un y aceptó un encuentro con el líder comunista una vez que sea confirmada la desnuclearización del régimen.

“Apreciamos mucho las amables palabras de la delegación de Corea del Sur y el presidente Moon Jae In. Él (Trump) aceptará la invitación para encontrarse con Kim Jong Un en un lugar y tiempo para ser determinado. Esperamos la desnuclearización de Corea del Norte. Mientras tanto, todas las sanciones y la presión máxima deben permanecer”, comunicó Sarah Sanders, secretaria de prensa de la Casa Blanca.

Previamente la Casa Blanca publicó el mensaje que emitió el 8 de marzo Chung Eyu Yong, asesor de seguridad de Corea del Sur tras su encuentro con Kim esta semana,

“Hoy tuve el privilegio de informar al presidente Trump sobre mi reciente visita a Pyongyang, Corea del Norte (…) Le dije que, en nuestra reunión, el líder norcoreano Kim Jong Un dijo que está comprometido con la desnuclearización”.

Chung agregó que “Kim se comprometió a que Corea del Norte se abstendrá de realizar más pruebas nucleares o de misiles. Entiende que los ejercicios militares conjuntos de rutina entre la República de Corea y los Estados Unidos deben continuar. Y expresó su entusiasmo por reunirse con el presidente Trump lo antes posible”.

Además anunció que la primera fecha tentativa tratada con Trump es en mayo.

“El presidente Trump apreció el informe y dijo que se reuniría con Kim Jong Un para mayo para lograr la desnuclearización permanente”, dijo Chung.

Foto: Asesor de Seguridad Chung Eyu Yong (Eurasia News)

El asesor coreano subrayó al final que no querían cometer los errores del pasado por lo que la presión de las sanciones debía en tanto continuar. “la República de Corea, los Estados Unidos y nuestros socios se unen para insistir en que no repitamos los errores del pasado, y que la presión continuará hasta que Corea del Norte haga coincidir sus palabras con acciones concretas”.

El presidente Trump escribió un mensaje en su Twitter, destacando los avances con Corea del Norte.

“Kim Jong Un habló sobre la desnuclearización con los representantes de Corea del Sur, no solo una congelación”, dijo Trump en Twitter el jueves por la noche. “Además, no hay pruebas de misiles por parte de Corea del Norte durante este período de tiempo. Se están logrando grandes avances, pero las sanciones se mantendrán hasta que se llegue a un acuerdo”, escribió el mandatario.

Kim y Trump intercambiaron fuertes palabras para el Año Nuevo, cuando el líder norcoreano reafirmó sus amenazas de lanzar un misil para destruir ciudades de Estados Unidos y del mundo. Los medios de prensa hablaban del temor a la guerra.

El vicepresidente Mike Pence luego de su viaje a Corea, para la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos Invernales el 9 de febrero, destacó la firme posición de Estados Unidos en no posicionarse con lo que llamó “dictaduras asesinas”.

“Para todos aquellos en los medios que piensan que debería haberme levantado y aplaudir con los norcoreanos, digo que Estados Unidos de América no se posiciona con las dictaduras asesinas”, dijo Pence en un discurso en la Conferencia de Acción Política Conservadora anual. (CPAC), el 21 de febrero.

Corea del Norte fue ocupada por Kim Il Sung, abuelo del actual líder, junto con fuerzas armadas de la ex Unión Soviética después de la Segunda Guerra Mundial. Durante la Guerra de las Coreas, Kim intentó avanzar por la fuerza al Sur. Desde entonces se mantiene en dictadura.

Pence, también habló de la hermana de Kim, que participa en las conversaciones de reunificación entre ambas Coreas. “Creo que es importante que cada estadounidense sepa quién es esta persona y qué ha hecho. La hermana de Kim Jong Un es un pilar central del régimen más dramático y opresivo del planeta”.

Kim Yo Song junto a su hermano (Agencia AP)

El presidente Trump se reunió el 2 de febrero con disidentes del régimen comunista coreano que lograron escapar al Sur, y después de escuchar sus palabras remarcó que “hay un gran peligro, un gran riesgo”.

Las primeras reacciones al anuncio del encuentro de Trump y Kim son cautelosas debido al historial de incumplimiento y sanciones que tiene el aislado régimen, sin embargo los ánimos de reunificación durante las Olípíadas de febrero abrieron una puerta de esperanza.

Algunos surcoreanos respondieron positivamente a las nuevas noticias, felicitando al presidente Moon Jae-In por su papel en las conversaciones entre Trump y Kim.

Otros se han mantenido contrarios a cualquier encuentro con Corea del Norte, viendo una amenaza a su libertad en el contacto régimen extremista. Pancartas contra las reuniones con el régimen de Kim se observaron recientemente antes y durante las Olimpíadas, y especialmente con la entrada en el territorio, de las delegaciones del Norte.

Daniel Russel, hasta el pasado mes de abril, el secretario de Estado adjunto para Asia Oriental y el Pacífico, el puesto diplomático más antiguo de Estados Unidos para Asia, dijo a Reuters que quería ver detalles y escuchar los planes de Corea del Norte.

 

Trump confirmará la reunión con Corea del Norte después de observar la desnuclearización
Califique esta publicación
Categorías: América EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds