Compartir

Redacción BLesAlice Marie Johson fue liberada ayer tras pasar casi 22 años tras las rejas por su papel de facilitadora de comunicaciones en una operación de tráfico de cocaína en Memphis, Tennessee. Aunque fue sentenciada a cadena perpetua, en el día de ayer, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, le concedió la libertad indultando su pena.

El emotivo momento en que Alice es liberada. Twitter.

Una vida difícil, una decisión incorrecta

Alice Marie Johnson, de 63 años, fue arrestada junto con otras 15 personas acusadas de narcotráfico en 1993. Diez de sus coacusados testificaron en su contra y fueron condenados a penas de prisión de hasta diez años.

Pero a pesar de no tener antecedentes penales, Alice fue condenada a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.  Su encarcelamiento se hizo efectivo en 1997 por lavado de dinero y conspiración de narcotráfico.

Alice junto a su hija. Fuente: Change.org

Su inquietante historia arroja luz sobre la vida de miles de estadounidenses, la mayoría de los cuales son negros y provienen de entornos pobres,  condenados a morir tras las rejas por delitos no violentos relacionados con el narcotráfico.

Alice era una madre soltera que luchaba por llegar a fin de mes para sostener a sus cinco hijos. Se casó y tuvo su primer embarazo a la edad de 15 años. Aunque el consejo escolar de su escuela secundaria en Olive Branch, Mississippi trató de forzarla a abandonar la escuela, Alice se negó, graduándose con honores dos años más tarde antes de ir a la universidad.

Las cosas fueron cuesta abajo para Johnson en 1989, cuando ella y su marido se divorciaron. Al año siguiente, perdió su trabajo en el que estuvo por 10 años en FedEx Corporation debido a una adicción al juego. Sin manera de pagar sus cuentas, Johnson se declaró en bancarrota en 1991 y su casa fue embargada. En un momento de tragedia para toda la familia, el hijo menor de Alice, Cory, murió en un accidente de tránsito en 1992, según informó Mic.

Habiendo tocado fondo, Alice comenzó a asociarse con personas que estaban involucradas en el tráfico de drogas. Se vio envuelta en una lucrativa operación que transportaba cocaína a Memphis, Tennessee, para su distribución. En 1993, fue arrestada y acusada, junto con otras 15 personas, de varios cargos de drogas y lavado de dinero.

En el juicio, los fiscales convencieron a 10 de sus cómplices de que testificaran en su contra a cambio de que se redujeran o, en algunos casos, se retiraran los cargos. Alice admitió que actuó como intermediaria, retransmitiendo mensajes codificados como “todo está bien” por teléfono, pero dice que nunca hizo personalmente tratos o venta de drogas.

Sin embargo, mientras que los coacusados que testificaron en su contra recibieron sentencias que iban desde libertad condicional sin cárcel hasta 10 años, Alice fue sentenciada a cadena perpetua sin libertad condicional, más 25 años.

“Reconozco que he hecho mal”, dijo Alice en un video apelando por su liberación. “Cometí el error más grande de mi vida para llegar a fin de mes y me involucré con gente vendiendo drogas”.

Admitió que hubo momentos en los que estuvo a punto de perder la esperanza, incluida una de las ocasiones en las que perdió su solicitud de perdón. “Ese fue un día bastante duro para mí. Pero mi hija me dice que le recuerdo a un fénix”, dijo a CNN. “Supongo que para ser un ave fénix tuve que levantarme sobre las cenizas”.

Su comportamiento ejemplar le da una oportunidad más

Dentro de la prisión, Alice se enfocó en rehabilitarse y llegó a ser conocida como una ciudadana modelo y mentora para otras mujeres, así como consejera. Debido a su comportamiento ejemplar, se le otorgó permiso para participar en un programa para mantener conversaciones virtuales con personas fuera de la prisión. En ese programa, habló con estudiantes de las universidades de la Ivy League, así como con empleados de las principales empresas como Google.

Alice apeló tres veces al presidente Barack Obama, pero sus peticiones de clemencia fueron rechazadas. Aunque Obama conmutó penas a 1.715 reos durante sus ocho años en la Casa Blanca (2009-2017), en su mayoría por narcotráfico, no intervino en el caso porque el Departamento de Justicia recomendó denegar la solicitud de Johnson de un indulto. Se hicieron tres solicitudes, una durante su primer mandato y dos durante el segundo, pero nunca llegaron al escritorio de Obama porque siguió las recomendaciones del Departamento de Justicia, dijo a CNN un alto funcionario de la administración Obama.

Su historia apareció en los titulares nacionales el año pasado cuando la celebridad Kim Kardashian tuiteó sobre ella a sus 60 millones de seguidores y decidió pagar los honorarios de sus prestigiosos abogados para que se dediquen a revisar su situación. Además una petición pidiendo por su liberación reunió más de 270.000 firmas.

Kim Kardashian se reunió con el presidente Donald Trump para pedir la liberación de Alice el 30 de mayo, en su 63.° cumpleaños. La celebridad estableció conversaciones con el yerno de Trump, Jared Kushner, antes de hablar con el Presidente en la Casa Blanca.

El miércoles, la Casa Blanca anunció que se le concedía un indulto. En el Comunicado publicado en la página web de la Casa Blanca, queda en claro las razones por las que el presidente ha indultado su pena: “La Sra. Johnson ha aceptado la responsabilidad de su comportamiento pasado y ha sido una prisionera modelo durante las últimas dos décadas. A pesar de recibir cadena perpetua, Alice trabajó arduamente para rehabilitarse en prisión y actuar como mentora de sus compañeras reclusas”.

Y agrega que “aunque esta Administración siempre será muy dura con el crimen, cree que aquellos que han pagado su deuda con la sociedad y han trabajado duro para mejorarse mientras están en prisión merecen una segunda oportunidad”.

El emotivo momento en que Alice se reúne con su hija y sus familiares. Captura de pantalla.

“Siento que mi vida está empezando de nuevo”, dijo Alice emocionada a los periodistas fuera de la prisión de Aliceville. “Quiero decirle a Kim, mi ángel, que nunca te rendiste conmigo. Nunca abandonaste tu pelea. Fuiste implacable y ha valido la pena para mí y mi familia en este día”.

En cuanto a Trump, dijo que quiere que sepa que no lo defraudará: “Voy a hacer que te sientas orgulloso de haberme dado esta segunda oportunidad en la vida. Y no decepcionaré al público estadounidense ni al mundo que tiene tanta fe en mí”, agregó Alice. “Significa que alguien finalmente me vio, alguien finalmente me escuchó, alguien se apiadó de mí – y ese fue el Presidente Trump, así que estoy muy agradecida con él y con lo que ha hecho”.

Repercusiones de su liberación

Alice es abuela y bisabuela. Su hija, Catina Johnson, dijo que tenía siete meses de embarazo cuando su madre fue a la cárcel. Ahora, su propia hija está embarazada de siete meses y no puede esperar a conocer a su abuela.

Las cámaras capturaron la reunión de Alice con sus familiares después de que una camioneta la transportara fuera de la prisión. Tan pronto como salió de la camioneta, corrió hacia los familiares que la estaban esperando y la saludaron con abrazos, flores y lágrimas.

Es el día más feliz de su vida, pero es abrumador, dijo. “No he estado en un auto sin esposas en casi 22 años. Me encanta mirar solo los árboles, mirar los coches y los pájaros y no mirar todas estas cosas a través de los barrotes de la cárcel. Esto es tan maravilloso para mí”.

Tiene un trabajo en Internet y espera involucrarse en el sistema de justicia penal. Además, dijo que sabe una cosa con certeza: Su primera comida será en Red Lobster. Hace mucho tiempo que le apetecen los mariscos.

El presidente Trump publicó un tweet esta mañana sobre su liberación: “Buena suerte para Alice Johson. ¡Deseo que tengas una vida maravillosa!”.

Kim también también agradeció por su liberación en Twitter a “Donald Trump, Jared Kushner y a todos los que han mostrado compasión y han contribuido incontables horas a este importante momento para la Sra. Alice Marie Johnson. Su indulto es inspirador y da esperanza a tantos otros que también merecen una segunda oportunidad”.

@KimKardashian

Una fuente familiarizada con la situación dijo a CNN que Kushner había abogado por el indulto de Johnson porque ayudará a llamar la atención sobre la necesidad de una reforma penitenciaria y lo que él considera como sentencias injustas.

Aunque los expresidentes normalmente han esperado hasta el final de su mandato para realizar indultos, Trump ha indultado a cinco personas durante sus 17 meses en el cargo. La administración ha dicho que continuará revisando los indultos y tomando decisiones de manera continua.

Quién es Alice Marie Johnson y por qué Trump le conmutó la pena y Obama no
Califique esta publicación

Compartir
Categorías: América EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds