WASHINGTON, EE. UU. – El presidente Donald Trump firmó el 20 de junio una orden ejecutiva que ayudará a detener las separaciones de las familias en la frontera suroeste.

La acción principal de la orden es una demanda para que el Fiscal General Jeff Sessions presente una solicitud ante el Tribunal de Distrito de Estados Unidos, para que el Distrito Central de California modifique el Acuerdo de Arreglo de Flores.

El acuerdo de Flores de la era Clinton de 1997 es un fallo judicial que dice que las familias que cruzan la frontera ilegalmente deben permanecer detenidas por no más de 20 días, lo que significa que luego tienen que ser liberados en el interior de Estados Unidos con una fecha establecida posiblemente para años más adelante.

“Esto crea el esquema de ‘liberar de la cárcel’ a las familias extranjeras ilegales y alienta a grupos de extranjeros ilegales a hacerse pasar por familias que desean aprovechar este vacío (legal)”, dijo el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) en una hoja informativa el 18 de junio. .

El DHS dijo que aumentó su capacidad para detener a las familias en 2014 y mantuvo a las familias pendientes del resultado de los procedimientos de inmigración. Esto coincidió con una oleada de migrantes de América Central que cruzaron la frontera suroeste ilegalmente.

En la mayoría de los casos, el gobierno de Obama no procesó el cruce ilegal de fronteras, pero cuando los adultos fueron procesados, en las dos administraciones anteriores, las familias fueron separadas. La administración Bush en cambio implementó la política de “tolerancia cero” de enjuiciar a todos los que cruzan la frontera ilegalmente, en 2005.

Solicitantes de asilo centroamericanos esperan mientras los agentes de la Patrulla Fronteriza los ponen en custodia cerca de McAllen, Texas, el 12 de junio de 2018. Las familias fueron enviadas a un centro de procesamiento de Aduanas y Protección Fronteriza para una posible separación. (John Moore / Getty Images)

En 2016, el acuerdo de Flores fue enmendado para decir que los menores no pueden ser detenidos en una instalación sin licencia por más de 20 días y deben ser liberados o transferidos a una instalación autorizada.

“Debido a que la mayoría de las jurisdicciones no ofrecen licencias para centros residenciales familiares, el DHS raramente tiene unidades familiares por más de 20 días”, dijo el DHS.

Esto significaba que la custodia de los menores debía transferirse a los Servicios Humanos y de Salud y el menor debía ser reclasificado como menor no acompañado.

La decisión de 2016 hizo “mucho más difícil para el gobierno federal usar la autoridad que le dio el Congreso para las detenciones”, dijo el DHS.

Trump pidió a Sessions que solicite un cambio al arreglo de Flores que permita al DHS detener a las familias en conjunto a lo largo de sus procesos penales por ingreso indebido, o por cualquier expulsión u otro procedimiento de inmigración, según las actuales limitaciones de recursos. La excepción sería si el bienestar de un niño estaba en riesgo.

El Presidente exigió al Secretario de Defensa que proporcione instalaciones de detención adicionales que puedan albergar a las familias, a petición del DHS. También dijo que construyeram más instalaciones según sea necesario.

Al hablar en la celebración del 75 aniversario de la Federación Nacional de Negocios Independientes el 19 de junio, Trump expresó su deseo de resolver el problema.

“No quiero que los niños se los quiten a los padres. Y cuando procesas a los padres por venir ilegalmente, lo que debería suceder, tienes que alejarte de los niños “, dijo Trump.

Los padres no serán procesados, y por lo tanto separados, si ingresan a través de un puerto de entrada para solicitar asilo, en lugar de cruzar ilegalmente.

Salón de clases en Casa Padre Shelter usado para menores no acompañados, en Brownsville, Texas. (Salud y Servicios Humanos)

Ley actual

Trump dijo que según la ley actual, solo hay dos opciones de política disponibles: “Fronteras totalmente abiertas o el enjuiciamiento criminal por la violación de la ley”.

“Podemos liberar a todas las familias y los inmigrantes ilegales menores que se presentan en la frontera desde Centroamérica, o podemos arrestar a los adultos por el delito federal de entrada ilegal”, dijo.

Él quiere que el Congreso legisle una tercera opción, que dos proyectos de ley de la Cámara ofrecen, y ambos pueden estar disponibles para votación esta semana.

“Lo que le estoy pidiendo al Congreso que haga es darnos una tercera opción, que hemos estado solicitando desde el año pasado: la autoridad legal para detener y separar rápidamente a las familias como una unidad”, dijo Trump. “Tenemos que ser capaces de hacer esto. Esta es la única solución a la crisis fronteriza. Tenemos que detener el contrabando de niños”.

“Estas lagunas han creado un comercio masivo de contrabando de niños”, dijo Trump.

En este momento, una tendencia inquietante muestra que los niños están siendo utilizados para cruzar la frontera ilegalmente con adultos, que luego reclamarán asilo como unidad familiar y esperan ser liberados en el interior de los Estados Unidos más rápidamente.

El subdirector de Inmigración y Aduanas, Tom Homan, dijo el 7 de mayo: “Tenemos información de que las organizaciones de contrabando de extranjeros están poniendo a disposición niños para adultos solteros para que puedan venir y reclamar ser una unidad familiar y no ser detenidos.

“Tenemos situaciones en las que el mismo niño ha cruzado la frontera varias veces en un período de tiempo con personas que dicen ser los padres. Así que, obviamente, ha habido tráfico “.

En el año fiscal 2017, el Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU. observó 46 casos de niños utilizados de forma fraudulenta por adultos que cruzaban ilegalmente. En los primeros cinco meses del año fiscal 2018, se informaron 191 casos.

Además del acuerdo de Flores, la Ley de Reautorización de la Protección de Víctimas de la Trata (TVPRA) ayuda a crear lagunas en la ley de inmigración.

La ley TVPRA no permite a Estados Unidos denegar la entrada a niños que no son de México y enviarlos de regreso a México; de ahí el gran número de migrantes centroamericanos que ingresan ilegalmente como unidades familiares o como menores no acompañados, y que luego solicitan asilo. Apenas un 20% de los casos de asilo son finalmente aprobados por un juez federal.

Trump acusó a los Demócratas de no querer resolver el problema. “Es porque los Demócratas aman las fronteras abiertas”, dijo.

“Están destruyendo nuestro país. Ellos los ven como potenciales votantes. Algún día van a votar por los Demócratas, ya que no pueden ganar con sus políticas, que son horribles”.

Sala de juegos en Casa Padre Shelter para menores no acompañados, en Brownsville, Texas. (Salud y Servicios Humanos)

Legislación

Trump visitó a los miembros de la Cámara de Representantes la tarde del 19 de junio, para discutir los dos proyectos de ley de inmigración que se someterán a votación esta semana.

La Ley del Futuro Seguro de América (SAF), presentada en enero por el representante republicano Bob Goodlatte de Virginia, aún no ha asegurado los 218 votos requeridos, por lo que se presentó el 14 de junio como un compromiso, a la segunda ley, la Ley de Reforma de Inmigración y Seguridad Fronteriza de 2018.

Después de la reunión, el subsecretario de prensa de la Casa Blanca, Raj Shah, dijo que el Presidente respaldó ambos proyectos de ley.

“Ambos” construyen el muro, cierran las lagunas legales, cancelan la lotería de visas, reducen la migración en cadena y resuelven la crisis fronteriza y el problema de separación familiar al permitir la detención y expulsión familiar”, dijo Shah.

El presidente del Comité de Seguridad Interna, Michael McCaul, dijo que el Presidente “está un mil por ciento” detrás del nuevo proyecto de ley y agregó que las familias no serán separadas si el proyecto de ley se aprueba.

México

Trump se tomó el tiempo de criticar a México en su discurso del 19 de junio.

La mayoría de los niños y familias provienen de Centroamérica y viajan hacia el norte a través de México, antes de cruzar la frontera de Estados Unidos de manera ilegal.

El Presidente ha dicho que México debería controlar su frontera sur con mayor fuerza y que debería aceptar a los centroamericanos como asilados.

“México no hace nada por nosotros”, dijo Trump. “Podrían detenerlos. Ellos tienen leyes muy, muy fuertes. Intenta quedarte en México por un par de días. Ve cuánto dura eso”.

A través de La Gran Época.

Share
Temas: Categorías: América EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds