Compartir

Redacción BLes – El gobierno del expresidente estadounidense Barack Obama otorgó la ciudadanía a 2.500 iraníes -incluidos familiares de funcionarios del régimen persa- mientras negociaba el acuerdo nuclear con Irán, afirmó un alto clérigo y miembro del parlamento iraní en una entrevista al periódico Etemad, según ha revelado Fox News.

De acuerdo al medio estadounidense, Hojjat al-Islam Mojtaba Zolnour, presidente del comité nuclear parlamentario de Irán y miembro de su comité de seguridad nacional y asuntos exteriores, afirmó que estas 2.500 ciudadanías estadounidenses entregadas por Obama y su ex secretario de Estado John Kerry, constituían parte de un “gesto” hacia altos funcionarios iraníes vinculados con el presidente Hassan Rouhani. Zolnour alegó que la medida incluso provocó una competición entre los funcionarios iraníes sobre los niños que se beneficiarían del plan.

Como resultado, muchas personas con vínculos directos con el gobierno iraní residen actualmente en los Estados Unidos.

Zolnour aseguró en la entrevista con el periódico Etemad -citado por la agencia Fars News– que el trato se realizó durante las negociaciones para el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA), que se alcanzó en julio de 2015. 

“Aunque Zolnour no mencionó a nadie por su nombre durante la entrevista, varios hijos de funcionarios iraníes actuales y anteriores viven en los Estados Unidos, incluido Ali Fereydoun, cuyo padre, Hossein Fereydoun, es hermano y ayuda especial del presidente Rouhani, y Fatemeh Ardeshir Larijani, cuyo padre, Ali Larijani, es el presidente del Parlamento”, informó Chris Irvine de “Fox News”.

Muchos iraníes comunes se sorprenden y se sienten traicionados porque los hijos de los funcionarios del régimen viven y trabajan en Estados Unidos“, dijo a Fox News, Saeed Ghasseminejad, investigador de la Fundación para la Defensa de las Democracias, un instituto de investigación con sede en Washington. “Los funcionarios del régimen ‘cantan muerte’ a Estados Unidos pero envían allí a sus hijos, lejos del infierno que han creado en Irán en las últimas cuatro décadas“.

Ghasseminejad dijo que algunos iraníes están pidiendo su deportación (de los hijos de funcionarios del régimen) de Estados Unidos: “Los iraníes no entienden por qué el gobierno americano permite que los descendientes de los funcionarios del régimen vivan en su territorio, mientras que Estados Unidos prohibió viajar a ciudadanos iraníes comunes y muchos estadounidenses están encarcelados en Irán. Es por eso que muchos iraníes en las redes sociales han estado exhortando al gobierno de los EE.UU. a deportar a los hijos de los funcionarios del régimen“.

Multitudinarias protestas en Irán

Estas revelaciones han llegado en un momento en que hay un gran descontento en el país persa y las protestas más numerosas de los últimos años se extienden por las principales ciudades. Las manifestaciones que han golpeado áreas comerciales iraníes, incluido el histórico Gran Bazar en Teherán, hogar de comerciantes conservadores que apoyaron la Revolución Islámica de 1979 y el derrocamiento del Shah, son muy diferentes de otras que se hayan visto en el pasado.

Irán ha sido sacudido por protestas económicas en los últimos días. Manifestantes en el antiguo Gran Bazar este lunes. Foto AP

Estas protestas no están organizadas por la educada clase media iraní clamando por más libertad y democracia, sino que la mayoría de los manifestantes son campesinos muy enfadados por los bajos salarios, la alta inflación, la corrupción y los millones de dólares que se gasta el gobierno en financiar grupos terroristas, explica Fox News.

El vice presidente Mike Pence ya en enero escribió: . “Meses antes de que empezaran las protestas, el presidente predijo que los días del régimen iraní estaban contados. Hablando en las Naciones Unidas en septiembre, dijo: ‘La buena gente de Irán quiere cambios, y, aparte del vasto poder militar de los Estados Unidos, el pueblo de Irán es lo que más temen sus líderes”.

¿Qué efecto está teniendo la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán?

El primer efecto de la retirada americana del acuerdo el 8 de mayo pasado, es económico. De entrada la moneda iraní, el rial, se ha desplomado frente al dólar de 42.000 a 90.000 riales por dólar.

Por otro lado, empresas multinacionales y compañías petroleras han abandonado multimillonarios acuerdos y el régimen está quedando mucho más aislado y en serios problemas financieros. 

Durante la administración Obama, a pesar de que el acuerdo nuclear lo prohibía, Obama permitió al gobierno iraní utilizar y beneficiarse del sistema financiero de los Estados Unidos, reveló un informe redactado por un grupo de senadores liderados por el Senador Rob Portman, de Ohio. 

El senador Rob Portman ofrece una conferencia de prensa en Cincinnati el 16 de abril del 2018. Portman preside una subcomisión del Senado que presentó un informe según el cual el gobierno de Barack Obama trató de ayudar a Irán a burlar las sanciones de EE. UU. tras la firma de un acuerdo nuclear. “Engañaron al pueblo estadounidense y al Congreso porque estaban desesperados por sacar adelante un acuerdo con Irán”, sostuvo el legislador republicano. (AP Photo/John Minchillo)

Obama y los funcionarios de su Administración, además de mentir al congreso de los Estados Unidos, asegurando que no se permitía bajo ningún concepto a Irán usar el sistema financiero americano, el citado informe revela que funcionarios americanos de la administración Obama hicieron una ruta por otros países animando a hacer negocios con el régimen iraní, señalando que únicamente había que evitar que se involucraran a instituciones americanas, para no contradecir lo acordado en el acuerdo nuclear. 

También señalaron que no harían aplicar enérgicamente las violaciones del nuevo régimen de sanciones. Por ejemplo, durante un encuentro en Londres en marzo de 2015 con representantes de las 10 principales  instituciones financieras mundiales, el jefe de la Oficina de Asuntos Exteriores del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos (OFAC por sus siglas en inglés) aseguró a los asistentes que el 95% de las veces que la OFAC ve una aparente violación, resulta en una simple carta de advertencia o no se aplica acción“, afirma el mismo informe.

Una parte muy importante de la liquidez económica que logró Irán con el acuerdo nuclear se invirtió en su programa de enriquecimiento de uranio y en financiar a grupos terroristas en Oriente Medio y Siria, afirma el artículo de Wall Street Journal replicado por la Casa Blanca.

Obama buscó ganarse al régimen de Teherán evitando la confrontación y dejando que Irán se salga con la suya en Siria y en otros lugares. Su objetivo por encima de todo era el acuerdo nuclear”analizó el Wall Street Journal.

“El Sr. Trump, por el contrario, ha distinguido entre el régimen y el pueblo iraní, como lo hizo Ronald Reagan con la Unión Soviética. En discursos durante el año pasado, el presidente reclamó al régimen por provocar problemas en el extranjero y someter a su pueblo”, añadió el medio estadounidense.

Ante las nuevas revelaciones sobre las ciudadanías otorgadas a iraníes relacionados con el régimen, Trump comentó en Twitter: “Se acaba de saber que la administración Obama otorgó ciudadanías estadounidenses durante la terrible negociación del acuerdo con Irán a 2.500 iraníes, incluyendo funcionarios del régimen. ¿Qué grande (y malo) es eso?”

Próxima reunión del acuerdo nuclear con Irán

En este contexto, el próximo viernes se producirá una reunión de los jefes de la diplomacia de los países firmantes del Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA por sus siglas en inglés) en Viena sin la presencia de Estados Unidos. A esta reunión, solicitada por Irán, asistirán representantes de China, Francia, Reino Unido, Rusia, Alemania e Irán.

El acuerdo de 2015 limita el programa atómico de Teherán a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales, pero las nuevas medidas estadounidenses al ser extraterritoriales tienen un impacto a nivel mundial.

Numerosas empresas europeas, entre ellas las multinacionales Total y Peugeot, ya han anunciado que si no logran exenciones de EE.UU. tendrán que poner fin a sus negocios en Irán, pese a que la Comisión Europea ha activado el llamado “estatuto de bloqueo” para protegerlas.

El director de Planificación Política del Departamento de Estado estadounidense, Brian Hook, dijo ayer que no están considerando la posibilidad de hacer exenciones, porque hacerlo “reduciría fuertemente la presión sobre Irán”, según informó Reuters. 

Hook también señaló que EE. UU. aspira a reducir a “cero” los ingresos que Irán obtiene de la venta de petróleo mediante una campaña dirigida a los países que compran crudo del país persa.

Información de contexto sobre el Plan de Acción Integral Conjunto

En julio de 2015, Irán y el P5 + 1, China, Francia, Reino Unido, Rusia y Estados Unidos (bajo la Administración Obama) y Alemania, firmaron el Plan de Acción Integral Conjunto (“JCPOA”), que reemplazó al JPOA. El Consejo de Seguridad adoptó el JCPOA el 18 de octubre de 2015 y entró en vigencia el 16 de enero de 2016. Irán estuvo de acuerdo con varias limitaciones relacionadas con la energía nuclear, incluida la limitación de la producción de uranio enriquecido durante 15 años y otorgar a la Agencia Internacional de Energía Atómica acceso a instalaciones para el control del cumplimiento del acuerdo.

A cambio, los Estados Unidos se comprometieron a levantar algunas sanciones económicas sobre Irán, incluidas las sanciones de Estados Unidos contra entidades y países extranjeros que realizaron negocios con Irán fuera de los Estados Unidos (comúnmente referidas como “sanciones secundarias”). Al país persa también se le permitió acceder a los activos previamente congelados en el extranjero. En el Día de Implementación, Irán tenía US$ 5000.7 millones en activos en el Banco Muscat en Muscat, Omán, en riales omaníes.

Obama concedió la ciudadanía a 2.500 iraníes durante la negociación del acuerdo nuclear, revela un alto funcionario
Califique esta publicación

Compartir
Categorías: América EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds