La administración de Trump invertirá hasta US$ 20 millones durante los próximos dos años para encontrar alternativas efectivas al uso de tejidos de bebés abortados para la investigación.

El anuncio del lunes del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS por sus siglas en inglés) se produce después de que la administración en septiembre rescindió un contrato gubernamental con Advanced Bioscience Resources Inc., con sede en California, para proporcionar investigación sobre tejidos fetales humanos.

“Somos una administración pro vida, pro ciencia. Esto significa que entendemos y apreciamos que la investigación médica y las pruebas de nuevos tratamientos médicos que usan tejido fetal plantean problemas morales y éticos inherentes”, dijo la portavoz de HHS Caitlin Oakley en una declaración.

Luego de la noticia de que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) había renovado el contrato con Advanced Bioscience Resources, 45 organizaciones pro-vida escribieron al Secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, afirmando que era “completamente inaceptable descubrir que la FDA está utilizando dólares de impuestos federales y fomentando la demanda de partes del cuerpo humano tomadas de bebés abortados”.

El HHS pronto anunció que había rescindido el contrato. El anuncio del lunes marca otro paso.

“Esto también significa que valoramos mucho el trabajo que realizan los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés) en la creación de nuevos descubrimientos que resultan en curas y mejoran la calidad de vida”, dijo Oakley.

“El secretario Azar dirigió la revisión, que estamos abordando con la mayor seriedad y preocupación”.

El lunes, NIH publicó un aviso de la intención de difundir nuevos anuncios de oportunidades de financiamiento que invitan a aplicaciones para desarrollar y refinar modelos de tejido humano que se pueden usar para modelar con precisión el desarrollo embrionario u otros aspectos de la biología humana, pero no se basan en el uso del tejido fetal obtenido de abortos electivos.

El NIH financiará la investigación para desarrollar modelos alternativos al uso del tejido fetal humano en la investigación biomédica.

“Después de una revisión reciente de un contrato entre Advanced Bioscience Resources Inc. y la FDA para proporcionar tejido fetal humano para desarrollar protocolos de prueba, el HHS no estaba suficientemente seguro de que el contrato incluía las protecciones adecuadas aplicables a la investigación de tejidos fetales o cumplía con todos los “otros requisitos de adquisición”, dijo Oakley.

“Como resultado, el HHS ahora está realizando una auditoría de todas las adquisiciones que involucran tejido fetal humano para garantizar la conformidad con las leyes y regulaciones de adquisición e investigación de tejido fetal humano”, dijo.

El nuevo anuncio es un paso positivo, dijo Melanie Israel, investigadora asociada de The Heritage Foundation.

“El gobierno federal debe promover la buena ciencia y respetar la vida humana inocente; estos dos principios no se excluyen mutuamente, y el HHS debe proceder en consecuencia”, dijo Israel a The Daily Signal.

El anuncio también se produce en medio de airadas críticas de los principales medios de comunicación de que detener la financiación federal de la investigación del tejido fetal está impidiendo que un estudio “descubra una cura para el VIH”.

El NIH también está revisando un contrato con un laboratorio de la Universidad de California en San Francisco que realizó una investigación fetal humana.

“En septiembre, el HHS emitió un comunicado anunciando que se realizaría una auditoría de todas las adquisiciones que involucren tejido fetal humano para garantizar la conformidad con las leyes y regulaciones de adquisición e investigación de tejido fetal humano”, dijo Oakley con respecto al contrato de San Francisco.

“Además, el HHS ha iniciado una revisión exhaustiva de todas las investigaciones que involucran tejido fetal para garantizar la coherencia con los estatutos y regulaciones que rigen dicha investigación, y para garantizar la adecuación de los procedimientos y la supervisión de esta investigación a la luz de las serias consideraciones involucradas”, dijo Oakley.

“Con respecto a la extensión del contrato de Universidad de California San Francisco, no se ha tomado una decisión final. Se tomará una decisión cuando el contrato haya sido revisado, de conformidad con el proceso de auditoría / revisión en curso. Hay una disposición para la continuidad del trabajo mientras se revisa el contrato”.

Este artículo fue publicado originalmente en el Daily Signal

Ir a la portada de BLes.com.

Temas: Categorías: América EE.UU

Video Destacados