Compartir

Redacción BLes – El departamento de Seguridad Nacional solicitó el viernes al Pentágono una extensión de la presencia militar de los Estados Unidos en la frontera sur del país para, al menos, final de enero, informó el organismo a través de un comunicado. 

Se espera que el departamento de Defensa (DOD por sus siglas en inglés) acepte la petición antes de la fecha de finalización de la misión prevista para el 15 de diciembre, recoge el Washington Post.

Soldados y policía vigilan la frontera sur de los Estados Unidos.
Soldados y policía vigilan la frontera sur de los Estados Unidos.

Actualmente hay 6.000 efectivos desplegados en la frontera con México en los estados de Texas, Arizona y California que se desplazaron por orden del presidente Trump para anticiparse a la llegada de miles de inmigrantes que viajaban desde Centroamérica en varias caravanas. 

“Dada la amenaza en curso en nuestra frontera sur, hoy el Departamento de Seguridad Nacional presentó una solicitud de asistencia al Departamento de Defensa para extender su apoyo hasta el 31 de enero de 2019”, dijo la portavoz de DHS, Katie Waldman, en un comunicado.

“Esta solicitud refina el apoyo para garantizar que se mantenga alineado con la situación actual, la naturaleza de la misión y los requisitos operacionales [de Aduanas y Protección de Fronteras]”, agregó.

James N. Mattis, Secretario de Defensa, y Kirstjen Nielsen, Secretaria de Seguridad Nacional, responden a las preguntas de los Soldados el 14 de noviembre en Base Camp Donna, Texas.
James N. Mattis, secretario de Defensa, y Kirstjen Nielsen, secretaria de Seguridad Nacional, responden a las preguntas de los Soldados el 14 de noviembre en Base Camp Donna, Texas.

La secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, también envió un memorando a los departamentos de Justicia, Estado e Interior, entre otros, solicitando un respaldo en la frontera de parte de su personal policial.

Esta inusual solicitud, reportada por primera vez el viernes por el Departamento Político, potencialmente podría delegar a los guardabosques, los oficiales de los EE. UU. y otros oficiales federales para trabajar como agentes auxiliares de inmigración, según el Washington Post.

“En línea con la dirección del presidente y dada la amenaza real que enfrentamos en la frontera por posibles acciones migratorias en masa, por supuesto, el DHS ha solicitado asistencia de socios en todo el gobierno federal para defender nuestra soberanía, proteger a nuestros hombres y mujeres de primera línea y asegurar nuestra frontera”, dijo Waldman en un comunicado.

Tom Homan, exdirector del departamento de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés) explicó a Fox News que el movimiento del presidente de enviar el ejército a la frontera ha sido un movimiento de gran ingenio. “Ha enfurecido y frustrado a los cárteles de la droga que utilizan la inmigración ilegal para introducir la droga en los Estados Unidos”, aseguró Homan añadiendo que las tropas en la frontera han cortado por completo el flujo de tráfico de estupefacientes por la frontera sur. 

Añadió que ya han verificado a 500 criminales entre los inmigrantes de la caravana, “sabemos que hay más, pero solo hemos podido verificar las identidades de 500 de ellos”, añadió. 

Según la ley estadounidense los militares tienen prohibido hacer cumplir la ley en territorio nacional, sin embargo, como ocurrió el pasado domingo cuando inmigrantes ilegales trataron de forzar la valla y lanzaron piedras contra los agentes fronterizos, permanecieron en la retaguardia como apoyo. 

El gobierno de EE. UU. pide al ejército permanecer en la frontera sur hasta enero
5 (100%) 1 voto

Compartir

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds