Redacción BLes – Fluffy debió hacerse daño y por eso no pudo regresar a casa antes de la tormenta en Montana, EE. UU. y sus dueños la encontraron el 31 de enero bajo una pila de nieve y con el pelaje congelado. 

Su temperatura corporal era tan baja que el termómetro, cuyo mínimo son 32 grados, no la detectó, informó el medio ABC News. 

Lo normal en un gato es tener entre 37ºC y 39ºC de calor corporal, Fluffy tenía menos de 32ºC y a pesar de todo seguía con vida. 

Después de aproximadamente dos horas de tratar de reanimarla con agua tibia y mantas, la temperatura del gato aún era demasiado baja, por lo que la llevaron a la sala de emergencias.

Fluffy tenía todo el pelaje congelado cuando la encontraron.
Fluffy tenía todo el pelaje congelado cuando la encontraron.

Transcurridas tan solo unas horas, Fluffy finalmente comenzó a mostrar signos de recuperación y pudo ser tratada de las heridas que le impidieron volver a casa a salvo. 

El martes por la mañana la clínica veterinaria que la había tratado estaba tan contenta y sorprendida de su recuperación que compartieron la buena noticia en Facebook. 

La gata de largo pelaje, logró recuperarse de una congelación en solo unas horas.
La gata de largo pelaje, logró recuperarse de una congelación en solo unas horas.

“¡Fluffy es increíble!”

Ir a la portada de BLes.

Temas: Categorías: América EE.UU

Video Destacados