Cuando la Biblioteca Montrose [Houston, Estados Unidos] le pidió a una ‘drag queen’ que les leyera a los niños, probablemente debería haber mirado primero su historia personal.

En ese momento, la oficina de Houston habría descubierto que Albert Garza no sólo estaba adoctrinando a los niños. También tenía un historial de abuso sexual infantil.

Ya era una idea controvertida para empezar. Pero cuando los funcionarios de la biblioteca invitaron a Garza a organizar su evento de septiembre, no tenían idea de que estaban poniendo en peligro a los niños.

Eso se debe a que, según anunció la biblioteca más tarde, nunca se molestó en terminar la revisión de antecedentes. Afortunadamente para los padres, Houston MassResistance lo hizo por ellos. Y lo que encontró fue chocante.

“Puede que no todos estemos de acuerdo en que tener animadores adultos es la manera correcta de entretener a los niños pequeños o de promover la alfabetización, la adversidad, la aceptación y la inclusión“, dijo Tracy Shannon del grupo a Todd Starnes. “Pero todos estamos de acuerdo en que es inapropiado tener a un delincuente sexual entreteniendo a niños en la biblioteca”.

Los funcionarios de la Biblioteca de Montrose emitieron una disculpa pública por el incidente y prometieron ser más cuidadosos.

“Hoy nos enteramos de que un participante de la hora de los cuentos de ‘Drag Queen’ que leyó el 29 de septiembre de 2018, la hora de los cuentos de ‘Drag Queen‘, tiene unos antecedentes criminales que debería haberle impedido participar en el programa”.

“Le aseguramos que este participante no tomará parte en ningún programa futuro de la Biblioteca Pública de Houston. En nuestra revisión de este proceso y de este participante, descubrimos que no pudimos completar una verificación de antecedentes como lo requieren nuestras propias directrices”.

“Lamentamos profundamente este descuido y la preocupación que esto puede causar a nuestros clientes. Nos damos cuenta de que es un asunto serio”.

Trataron de asegurar a los padres que cada programa es “supervisado por el personal de la Biblioteca Pública de Houston” y que “ningún participante se queda solo con los niños”. Pero eso es poco reconfortante para los miembros de la comunidad, que estaban asombrados de que alguien fuera tan poco estricto en cuanto a la seguridad de los niños.

“Si hubieran hecho su trabajo y la diligencia debida, si hubieran dicho ‘Espera… tal vez no sea una buena idea tener un agresor sexual que con 90 kg. y 1,80 m. de altura que agredió a un niño de 8 años'”, dijo Shannon.

Por lo general, el hecho de que una biblioteca esté dispuesta a albergar estos eventos de ‘drag queen’ es bastante horripilante.

Imagínate descubrir que la persona invitada ni siquiera fue investigada. O peor aún, es una amenaza para los niños.

Los residentes de Houston ya habían presentado una demanda para parar los eventos de ‘drags queens’ financiados por los contribuyentes en Montrose, y una situación como esta sólo añade más leña al fuego.

No deberíamos tener que esperar a que un niño se lastime antes de darnos cuenta de lo terrible que es la idea de Cuentos de ‘Drag Queen’. Una biblioteca local es el último lugar donde los padres deben preocuparse por un final infeliz para sus hijos.

Publicado originalmente en Washington Update de Tony Perkins, escrito con la ayuda de escritores de alto nivel del Family Research Council.

Nota del editor: KTRK-TV informó que los registros de la corte muestran que Garza, de 32 años, fue condenado en 2008 por agredir a un niño de 8 años.

Este artículo fue publicado en The Daily Signal

¿Te suscribiste ya a nuestro canal de Youtube?

 

Ir a la portada de BLes.

Video Destacados