Redacción BLes – Oficiales de deportación y agentes especiales de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE) descubrieron el lunes a 67 extranjeros ilegales de Guatemala y Ecuador, incluidos seis adolescentes no acompañados, en un escondite en Dexter, Nuevo México.

El escondite era utilizado por una organización de traficantes de personas para alojar a inmigrantes que habían sido introducidos ilegalmente en el país, según un comunicado oficial. 

“Como demuestran las deplorables condiciones de este alijo, las organizaciones criminales transnacionales (TCO) no tienen respeto por la vida humana”, dijo Jack P. Staton, agente especial a cargo de Servicio de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) en El Paso, según el mismo comunicado.

El cobertizo donde encontraron a los 67 inmigrantes no tenía ventilación ni baño.
El cobertizo donde encontraron a los 67 inmigrantes no tenía ventilación ni baño.

“El contrabando de personas es un negocio multimillonario, y las redes criminales ven a los individuos que son contrabandeados como carga. Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI por sus siglas en inglés) continúa investigando esta organización y los hará responsables de sus actividades ilícitas”, agregó Staton. 

El comunicado describe cómo los inmigrantes estaban hacinados en un módulo de madera de 6 x 6 metros, sin muebles y sucia que estaba sobre un remolque de camión.

El comunicado asegura que la provisión de comida y agua a los centroamericanos era mínima y que, además, el módulo no tenía un baño que funcionara, de hecho había un cartel en la puerta del baño que decía en español: “No use el baño”.

Tomás Miguel Mateo, 38, de Guatemala, está acusado de un delito penal federal por albergar a extranjeros ilegales y por reingresar ilegalmente a los Estados Unidos después de haber sido deportado previamente.

También esta semana, las autoridades mexicanas del estado de Chiapas detuvieron a 234 migrantes ilegales que estaban siendo transportados en “condiciones infrahumanas”, informó la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSyPC).

Los indocumentados, hacinados en el interior de cuatro camiones que recorrían carreteras secundarias del municipio de Tuxtla Gutiérrez, procedían de Guatemala, Ecuador y El Salvador, y “en coordinación con las autoridades del Instituto Nacional de Migración, fueron atendidas con alimentos y medicamentos”.

La inmigración ilegal se ha convertido en un grave problema en Centro y Norteamérica.

Es en este sentido que la Casa Blanca anunció el martes que el estado de Emergencia Nacional le permitirá destinar 8.100 millones de dólares para reforzar la frontera con México, incluyendo la construcción del muro.

Ir a la portada de BLes.

¿Conoce nuestro canal de Youtube BLes Mundo? ¡Suscríbase!

Video Destacados