Redacción BLes – El Centro para el Control y la Prevención de las Enfermedades emitió una alerta este mes de un nuevo brote de la conocida como enfermedad del ciervo ‘zombi’ en Estados Unidos. 

La enfermedad de desgaste crónico (CWD, por sus siglas en inglés) es una enfermedad neurológica mortal que se presenta en los cérvidos norteamericanos (miembros de la familia de los ciervos), incluidos los venados de cola blanca, los ciervos mula, los alces y los alces.

A partir de enero de 2019, se han reportado casos de CWD en cérvidos salvajes en 251 condados en 24 estados.

A partir de enero de 2019, había 251 condados en 24 estados con CWD reportada en cérvidos en libertad. Este mapa se basa en la mejor información disponible de múltiples fuentes, incluidas las agencias estatales de vida silvestre y el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS).
Este mapa se basa en la mejor información disponible de múltiples fuentes, incluidas las agencias estatales de vida silvestre y el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS).

Al igual que la encefalopatía espongiforme bovina, más conocida como la enfermedad de las ‘vacas locas’, este mal se propaga a través de los priones, las proteínas patógenas de tipo zombi que no están vivas y no se pueden matar, explica el medio Vox. 

Cuando infectan a un animal, devoran su cerebro, causando una cascada de síntomas que se asemejan a la demencia y eventualmente conducen a la muerte.

Si bien la enfermedad aún es rara, los investigadores creen que está más extendida que nunca debido, en parte, a la forma en que los humanos comercian con venados y otros mamíferos con pezuñas.

“Lo que hemos visto en las últimas décadas es que se está propagando lentamente en poblaciones de ciervos salvajes”, dijo Peter Larsen, profesor asistente de ciencias veterinarias en la Universidad de Minnesota que ha estado estudiando el patógeno, según este mismo medio. 

Los investigadores se han preguntado durante mucho tiempo si la enfermedad, como la de las vacas locas, puede dar el salto a los humanos.

La CDC explica que hasta la fecha, no se han reportado casos de infección por CWD en humanos.

Sin embargo, estudios en animales sugieren que la CWD representa un riesgo para algunos tipos de primates no humanos, como los monos, si comen carne de animales infectados con CWD o entran en contacto con el cerebro o fluidos corporales de ciervos o alces infectados.

Estos estudios plantean la preocupación de que también puede haber un riesgo para las personas.

Desde 1997, la Organización Mundial de la Salud ha recomendado que es importante evitar que los agentes de todas las enfermedades priónicas conocidas entren en la cadena alimentaria humana.

En este sentido las autoridades sanitarias estadounidenses recomiendan evitar el consumo de carne de animales infectados con CWD. 

Ir a la portada de BLes.

Temas: Categorías: América EE.UU

Video Destacados