El setenta y cinco por ciento de los estadounidenses dijo que el aborto debe limitarse a los primeros tres meses de embarazo. 

Una encuesta publicada el 15 de enero, justo antes de la manifestación de la Marcha por la Vida en Washington, D.C., muestra que la mayoría de los estadounidenses apoyan restricciones más estrictas al aborto, e incluso les gustaría ver que la histórica decisión Roe v. Wade “reinterpretada” para permitir más restricciones.

“El aborto debe ser restringido”: dice la mayoría de los estadounidenses en una encuesta reciente
Mujeres en la Marcha por la Vida, 2018.

La encuesta anual realizada por los maristas en colaboración con Caballeros de Colón, una organización fraterna católica, revela que tres cuartas partes de los estadounidenses se opone a que los contribuyentes financien el aborto en el extranjero, a pesar de que el 55 por ciento de los estadounidenses encuestados se identifican como favorables al aborto.

Además, el 75 por ciento de los estadounidenses -incluidos los que se identifican como republicanos (92 por ciento), demócratas (60 por ciento) e independientes (78 por ciento)- dijeron que el aborto debería limitarse a los primeros tres meses de embarazo.

“Como en años anteriores, esta encuesta muestra que la etiqueta a favor del aborto es simplemente insuficiente”, dijo Carl Anderson, director ejecutivo de Caballeros de Colón, en una declaración.

“La mayoría de los estadounidenses -en ambas partes- apoyan las restricciones legales al aborto”, agregó Anderson. “Dos tercios de los estadounidenses quieren que se revise a Roe para permitir la regulación estatal del aborto o para prohibirlo por completo. La mayoría del pueblo estadounidense merece que se escuchen sus opiniones”.

Ahora en su undécimo año, la encuesta, que seleccionó y encuestó al azar a 1.066 adultos estadounidenses acerca de su opinión exclusivamente sobre el aborto, encontró que el 83 por ciento de los estadounidenses están de acuerdo en que las leyes pueden proteger tanto la salud y el bienestar de una mujer como la vida de los no nacidos.

“El panorama del aborto en términos de dónde están los estadounidenses es sustancialmente diferente de lo que se podría deducir de la forma en que el debate a veces se desarrolla en términos de un escenario de todo o nada”, dijo Andrew Walther, vicepresidente de comunicaciones y planificación estratégica de Caballeros de Colón.

Además, los hallazgos muestran que entre 2008 y 2019 el porcentaje de estadounidenses que se identifican como pro-vida y pro-elección rebotó entre 40 y 60 por ciento. Por esta razón, dijo la directora de la encuesta marista, Barbara Carvalho, en un llamado a los periodistas, los términos que rodean el debate no caracterizan bien y simplifican en exceso las opiniones de los estadounidenses sobre el aborto.

Con 3 de cada 4 estadounidenses que apoyan las restricciones sustanciales al aborto, “el público estadounidense está más en línea con la Marcha por la Vida que con la Marcha de las Mujeres con respecto al aborto“, agregó Carvalho.

La Marcha de las Mujeres tuvo lugar el 19 de enero, inmediatamente después de la Marcha por la Vida.

Por: Courtney Joyner 

A través de: DailySignal.

Video Destacados