(Redacción Bles) Trump proclamó a enero de 2018 como “Mes Nacional de la Prevención de la Esclavitud y la Trata de Personas”. Lo hizo el día 29 de diciembre de 2017, pocos días después de la firma de la orden ejecutiva que permitió la confiscacion de bienes de las personas u entidades identificadas como  violadores de los derechos humanos.

El 2018 seguramente será un año muy ocupado para el presidente estadounidense Donald Trump. La declaración que emitió el 29 de diciembre proclamando a enero de 2018 como el “Mes Nacional de la Prevención de la Esclavitud y la Trata de Personas” se da poco después de la firma de una orden ejecutiva que sanciona a todas personas y entidades en los EE. UU. y el extranjero que cometen o asisten en los abusos de derechos humanos.

En el mismo Anexo figuran los nombres y descripción de sus crímenes a 13 violadores de los derechos humanos, conformando una “lista ejemplificadora” que seguramente se va a extender.

Obviamente, Trump ha comenzado una acción constructiva para erradicar uno de los peores abusos de los derechos humanos y un mal de la humanidad: el tráfico de personas.

Se trata de un crimen que abarca diferentes demandas para tener mano de obra para todo tipo de propósitos: esclavos, esclavos sexuales, prostitución, cuerpos para proporcionar órganos, para experimentos científicos ilegales, organizaciones satánicas, etc.

Trump, como presidente, ha declarado abiertamente que va a luchar constructivamente contra esto, no solo en los Estados Unidos, sino también en todo el mundo, ya que los traficantes de personas no tienen frontera.

Las cifras son alarmantes: según el Departamento de Estado de Estados Unidos entre 600,000 y 800,000 personas son traficadas a través de las fronteras internacionales cada año, de las cuales el 80% son mujeres y la mitad son niños.

Los medios de comunicación alternativos no han parado de reportar sobre las élites principales que están involucradas en este comercio y que han estado operando por largo tiempo gozando de impunidad. Ciertamente, a pesar de que es una situación sumamente conocida, los principales medios de comunicación nunca la mencionan. No solo suprimen los hechos, sino que protegen a los criminales que son de los élites de diferentes sectores.

Instituciones internacionales como las Naciones Unidas y sus organizaciones afiliadas-con un rol que no está muy claro- tampoco han hecho algo constructivo para eliminar este crimen y muchas otras ONG de derechos humanos se establecen con motivos ulteriores.

Hay entre 20 a 30 millones de esclavos en el mundo de hoy y esto concierne a casi todos los países.

China fue nombrada como uno de los peores países delincuentes. Esto es de esperar bajo el control del régimen comunista que gobierna en el país hace casi 70 años y ha destruído sistemáticamente los valores y tradicionales de ese antiguo imperio.

El rol de algunos chinos en posiciones altas del régimen comunista de la facción del expresidente Jiang Zemin, en el lucrativo y siniestro negocio de tráfico humano y pedofilia, se reveló cuando salió a la luz el escándalo de las guarderías infantiles Red, Yellow, Blue (RYB) establecidas en China.

En Beijing,  los niños -de solo 3 años- eran sometidos a abusos sexuales, suministro de inyecciones con sustancias desconocidas y drogados con píldoras. Todo esto salió a la luz por los padres e incluso fue reportado por algunos medios internacionales, pero fue silenciado rápidamente en 5 días.

Los lazos de esta guardería infantil se conectan con la red internacional de pedofilia y tráfico de niños a través de la Fundación Clinton. Joel Getz, funcionario de esta fundación, también tenía el cargo de director independiente en las guarderías RYB. A su vez, la Fundación Clinton está siendo investigada por sospecha de corrupción, actividades ilícitas y abusos de derechos humanos. Esta conexión significa que la red de este crimen es de hecho internacional y que todos adentro están conectados.

Por otro lado, los países de América Central y del Sur y también los asiáticos son muy vulnerables. Aunque en estos países se exige que los menores de edad que viajan sin padres legales tengan ciertos documentos, el tráfico humano a través de las fronteras no es algo difícil en dichos países.

Por ejemplo, la frontera entre México y EE. UU es un acceso sencillo para llevar adelante el tráfico de personas y de sustancias ilegales. Esta es una de las razones por las que el presidente Trump quiere construir un muro.

No solo los EE. UU, sino todas las naciones, en año 2018 deben unirse en este esfuerzo para detener este crimen, y especialmente contra los niños que no pueden defenderse y son corderos inocentes.

Ojalá más países, organizaciones y seres humanos se unan a los esfuerzos del presidente Trump para tener un 2018 y años futuros un mundo limpios de tantos delitos de naturaleza demoníaca, violenta y corrupta.

Tengamos esperanza.

Declaración de la Casa Blanca del 29 de diciembre de 2017 (traducida al español)

El Presidente Donald J. Trump proclama enero de 2018 Mes Nacional de la Prevención de la Esclavitud y la Trata de Personas

LEY & JUSTICIA

Fecha de emisión: 29 de diciembre de 2017

Durante el Mes Nacional de Prevención de la Esclavitud y la Trata de Personas, nos comprometemos nuevamente a erradicar el mal de la esclavitud.  La trata de seres humanos es una forma moderna de la explotación más antigua y bárbara.  No tiene cabida en nuestro mundo.  Este mes no nos limitamos a reflexionar sobre esta espantosa realidad.  También nos comprometemos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para poner fin a la horrible práctica del tráfico de seres humanos que asola a las víctimas inocentes en todo el mundo.

La trata de seres humanos es un crimen enfermizo reñido con nuestra humanidad.  Se calcula que unos 25 millones de personas son actualmente víctimas de la trata de seres humanos, tanto para fines sexuales como laborales.  Los traficantes de seres humanos se aprovechan de sus víctimas prometiendo una vida de esperanza y mayores oportunidades, mientras que solo proporcionan esclavitud.  En lugar de ayudar a las personas para que mejoren sus vidas, los traficantes se benefician injustificadamente del trabajo de sus víctimas, a quienes obligan, a través de la violencia y la intimidación, a trabajar en burdeles y fábricas, en granjas y embarcaciones de pesca, en hogares particulares e innumerables industrias.

Mi Gobierno sigue trabajando para expulsar a los oscuros traficantes de seres humanos que se han arrojado sobre nuestro mundo.  En febrero, firmé una orden ejecutiva para desmantelar las organizaciones delictivas transnacionales, incluidas las que perpetúan el delito de trata de personas.  Mi Grupo Interinstitucional de Tareas para el Seguimiento y Lucha contra la Trata de Personas ha intensificado la colaboración con otras naciones, empresas, organizaciones de la sociedad civil y supervivientes de la trata de personas.  El Departamento de Salud y Servicios Humanos ha establecido un nuevo centro nacional de capacitación y asistencia técnica para fortalecer la respuesta de la industria de la salud contra la trata de personas.  El Departamento de Estado ha aportado 25 millones de dólares al Fondo Mundial para poner fin a la esclavitud moderna, debido a la necesidad crítica de una acción de colaboración entre países para combatir la trata de personas.  El Departamento de Trabajo ha lanzado una innovadora aplicación móvil enfocada en los negocios que apoya los esfuerzos del sector privado para erradicar el trabajo forzado de las cadenas de suministro globales.  Y este mes, firmaré la ley S. 1536, para Combatir la Trata de Personas en Vehículos Comerciales y la LeyS. 1532 para Combatir la Trata de Personas en Nuestras Carreteras.  Estos proyectos de ley evitarán a aquellos que cometen delitos de tráfico la operación de vehículos comerciales, mejorarán la coordinación contra el tráfico de personas, dentro de las agencias federales y a través de los gobiernos estatales y locales, y mejorarán los esfuerzos para reconocer, prevenir y reportar el tráfico de personas.

Además de estas acciones gubernamentales, los estadounidenses deben aprender a identificar y combatir el mal de la esclavitud.  Esto es especialmente importante para aquellos que tienen más probabilidades de encontrarse con los perpetradores de la esclavitud y sus víctimas, incluidos los proveedores de atención médica, los educadores, los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley y los profesionales de los servicios sociales.  A través de la Campaña Azul del Departamento de Seguridad Nacional, todos los estadounidenses pueden aprender a reconocer las señales de la trata de personas y cómo reportar casos sospechosos.  Al tomar medidas para familiarizarse con los signos reveladores de los traficantes o las señales de sus víctimas, los estadounidenses pueden salvar vidas inocentes.

Nuestra Nación es y será para siempre un lugar que valore y proteja la vida y la dignidad humana.  Este mes, redoblemos nuestros esfuerzos para asegurarnos de que la esclavitud moderna llegue a su fin, esperado desde hace mucho tiempo.

AHORA, POR LO TANTO, YO, DONALD J. TRUMP, Presidente de los Estados Unidos de América, en virtud de la autoridad que me confiere la Constitución y las leyes de los Estados Unidos, por la presente proclamo el mes de Enero de 2018 como Mes Nacional de Prevención de la Esclavitud y la Trata de Personas, culminando en la celebración anual del Día Nacional de la Libertad el 1 de febrero de 2018.  Hago un llamado a las asociaciones de la industria, las fuerzas de seguridad, los negocios privados, las organizaciones religiosas y otras organizaciones de la sociedad civil, las escuelas, las familias y todos los estadounidenses para que reconozcan nuestro papel vital en la eliminación de todas las formas de esclavitud moderna y para que observen este mes con programas y actividades apropiados dirigidos a poner fin y prevenir todas las formas de trata de personas.

EN TESTIMONIO DE LO CUAL, he puesto mi mano en este vigésimo noveno día de diciembre, en el año de nuestro Señor dos mil diecisiete, y de la Independencia de los Estados Unidos de América los doscientos cuarenta y dos.

DONALD J. TRUMP

Otras fuentes consultadas:

#1.Trafficking in Persons Report 2017.

#2.Interpol.

#3.Sott.net.

#4.Yournewswire.

#5.Compassion.com.

#6.DoSomething.org.

Los regalos de Trump al mundo para el 2018
Califique esta publicación
Share
Temas: Categorías: América EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds